Enviar
Este año podría ser la más baja de los tiempos modernos
Inflación acumula solo un 2,92% de aumento
• Las proyecciones a diciembre, salvo una catástrofe, ubican el indicador en el 4%

Wilmer Murillo
[email protected]

Incluso más baja que la de 1976, cuando alcanzó un 4,36%, podría resultar la inflación este año, de acuerdo con proyecciones oficiales.
De enero a setiembre la inflación acumulada alcanzó apenas un 2,92%, menos que la variación de este mismo periodo del año anterior (11,83%).
Para setiembre fue del 0,11% y la interanual alcanzó el 4,83% con una fuerte tendencia a bajar durante octubre.
Para que la inflación supere el nivel de 1976, expertos consultados explicaron que tendría que darse un evento extraordinario
Los sectores de alimentos y transporte son dos de los 12 medidos por el Indice de Precios al Consumidor (IPC) con mayor peso.
En setiembre, reducciones en los precios de la cebolla, tomate y papa marcaron una diferencia e hizo que el sector de los alimentos creciera apenas por encima del cero. Ello seguramente seguirá reflejándose en el indicador el resto del año en tanto se mantenga una “guerra” de precios que hay entre las cadenas de supermercados que estas mantienen pese a la sequía.
Lo anterior supone para los expertos que los supermercados gozan todavía de un adecuado margen de utilidad para sostener la guerra, a costa de ganar menos.
Mientras tanto la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos anunció una rebaja del precio de los combustibles para octubre y aún está pendiente una decisión para obligar al Instituto Costarricense de Electricidad a aplicar una reducción en las tarifas eléctricas a partir del 1° de agosto y no del 10 de agosto como se hizo el mes anterior.
Para octubre se dibuja por lo tanto una deflación.
Resta un trimestre del año y el pago de aguinaldos e impuestos de diciembre supone un incremento del gasto. No obstante, el Indice de Precios al Consumidor mide ahora las ofertas del comercio seleccionando una muestra importante de ellas en la canasta básica.
Luego de un año complicado, prácticamente de subsistencia, se tendería a creer que hoteles, restaurantes y el transporte aéreo aumentarán los precios. No obstante, se inclinan también por garantizarse con ofertas la posibilidad de alzarse con la liquidez en el mercado, y compensar de este modo un año de llevar palo.
Ni siquiera el tipo de cambio le plantea a la inflación un panorama complicado. Pes
e al repunte de esta variable se ha estabilizado, trayendo consigo un ajuste en los precios de los bienes importados.
En setiembre, el alquiler y servicios de vivienda, considerado el tercer rubro de mayor peso en el IPC después de transportes y alimentos, dio negativo. Asimismo, transporte y cultura y educación dieron cifras negativas. En octubre se espera que ocurra lo mismo.
La baja en la inflación interanual por otro lado siguió confirmando la fuerte desaceleración en los precios en los últimos diez meses.
El Banco Central proyectó en julio anterior que la variación en los precios rondaría entre el 4% y el 6% este año, con lo que el dato del mes pasado se está acercando más al “piso” de esa estimación.
El IPC mide la variación de los precios de una canasta de consumo conformada por 292 bienes y servicios, de los cuales un 53% aumentó el mes pasado, un 36% disminuyó y el resto permaneció igual.




Ver comentarios