Enviar
Aumento de precios fue de un 0,38%
Inflación dio un respiro en enero

• Pago de alquiler entre los que más aumentaron, petróleo entre los que más bajaron

Wilmer Murillo
[email protected]

La marea alcista de precios que se venía produciendo el año pasado dio un ligero respiro a los costarricenses durante enero.
El aumento en el índice de inflación fue menor al mostrado en meses anteriores, al representar una subida en los precios del 0,38%.
Entre los productos que aumentaron se encuentran especialmente los servicios de alquiler y vivienda, alzas en electricidad y bebidas alcohólicas.
Pese a estas alzas, el índice mostrado en enero representa un aliciente para las autoridades económicas, en el sentido de que parecen enrumbadas hacia las metas macroeconómicas consideradas por el Banco Central, de cerrar el año con una inflación no mayor al 9%.
Algunos de los precios que durante el año anterior subieron mucho ya han empezado a bajar, lo cual se une a los efectos de la baja en la inflación internacional, la restricción interna de liquidez, una menor actividad económica y la recuperación de cosechas agrícolas, lo cual podría estar influyendo en las menores presiones inflacionarias.
El producto más importante a la baja ha sido el petróleo. Solo el año anterior Costa Rica logró una economía de casi $800 millones gracias a la reducción de los precios del hidrocarburo que ayer se cotizaba en promedio a $40 el barril.
Sin embargo, algunos economistas no son tan optimistas pues estiman que este año la inflación cerraría cerca del 11%.
“Si bien la economía se va a desacelerar restándole presión a la subida de precios, habrá una presión inflacionaria proveniente del tipo de cambio”, dijo Eric Vargas, analista.
Esta presión vendría de una escasez de divisas por la menor entrada de capitales, lo cual provocaría que los bienes importados tiendan a encarecerse conforme se debilita el colón.
La baja de la inflación en enero proviene especialmente de la reducción en el precio de los combustibles, y no de una tendencia generalizada de otros precios.

Pese a ello, otros economistas sí sienten optimismo de que la meta del Central se logre.
“Lo que vemos es un menor crecimiento de los precios del petróleo, los alimentos y granos básicos. El indicador recoge el descenso en los precios de esos rubros y es probable que la meta del Central sea alcanzable este año, señaló Isaac Castro, analista de Interbolsa.
La desaceleración en el indicador de precios tiene sus efectos positivos. Los comerciantes e industriales se inhiben de aumentar los precios de los productos, pues la gente se muestra temerosa de gastar, explicó Castro.
En cuanto a tasas de interés estos resultados pueden influir en el sentido de que se alcancen tasas reales positivas más rápido de lo previsto, dijo Luis Javier Delgado, del Grupo Financiero Acobo.

Ver comentarios