Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



BLOOMBERG


Inflación de UE bajó a cero en mayo

| Lunes 01 junio, 2009



Inflación de UE bajó a cero en mayo

Fráncfort-- La tasa de inflación de la región del euro cayó a cero en mayo por primera vez en por lo menos 13 años conforme retrocedían los precios de la energía y la peor recesión en más de 60 años alentaba a las empresas a reducir los precios.
La tasa anualizada es la más baja desde que se compilaron por primera vez los datos en 1996 y es inferior al 0,6% registrado en abril, dijo la oficina de estadísticas de la Unión Europea en Luxemburgo.
La caída del 50% en los precios de la energía durante los últimos 12 meses está deprimiendo la inflación en momentos en que las compañías reducen puestos de trabajo y precios para capear la peor desaceleración de la economía mundial desde la Segunda Guerra Mundial. En Alemania, la mayor economía de Europa, los precios al consumidor registraron este mes inesperadamente su primera baja anual desde por lo menos 1996. No obstante, el riesgo de deflación “es muy limitado”, dijo Lucas Papademos, vicepresidente del Banco Central Europeo.
“Veremos las primeras tasas negativas en junio y es probable que sigan en territorio negativo hasta septiembre”, dijo Silvio Peruzzo, economista en Royal Bank of Scotland Group Plc, de Londres. “Los costos laborales muestran una tendencia a bajar significativamente y el desempleo a subir hasta finalizado el 2010. El BCE tendrá que seguir la situación muy de cerca”.
Si bien los datos oficiales de la UE se remontan a solo 13 años atrás, RBS estima que la inflación se halla ahora en su punto más bajo desde 1953, según la extrapolación de la información histórica.
Los precios del petróleo en retirada contribuyeron a aliviar las presiones de costos y dejaron a empresas y consumidores con más dinero disponible para gastar. Un indicador de las expectativas de precios de los consumidores cayó a menos 7 en mayo, el más bajo desde que se creó la medida en 1990, dijo la Comisión Europea, con sede en Bruselas. El indicador se volvió negativo el mes pasado por primera vez.
“Las expectativas de inflación han sido excepcionalmente resistentes a los repentinos cambios de precios ascendentes de corto plazo, y hemos garantizado que ese es también el caso con la brusca caída de la inflación”, dijo Jean-Claude Trichet, presidente del BCE. “A pesar de esta conmoción y de nuestras medidas excepcionales, nuestro objetivo sigue sin cambios: preservar la estabilidad de precios en el mediano plazo”.
Por su parte, el comisionado de Asuntos Monetarios de la UE, Joaquín Almunia, dijo hoy en Sitges, España: “No veo un riesgo de deflación en la zona del euro. Es positivo que como los precios no están subiendo mejora el poder adquisitivo de las familias, lo que no solo es bueno para las familias sino muy bueno para la economía”.
La perspectiva de deflación, que afecta el gasto al alentar a los consumidores a posponer compras, aumentaría la presión sobre el BCE para que tomara más medidas a fin de reactivar la economía.