Enviar
Variación interanual fue la segunda más alta en diez años
Inflación alcanzó el 6,55% en junio

• El transporte, que registra alzas en la gasolina, y el precio de los boletos de avión influyeron en el índice de precios


Wilmer Murillo
[email protected]

El alza en los precios internacionales del petróleo y de los alimentos continúa alejando las expectativas de inflación que tenía el Banco Central a principios de año.
Pero aunque el petróleo sigue afectando el indicador, este no es el motivo principal del comportamiento de los precios. Para algunos economistas la política monetaria seguida por el Central también tiene su cuota de responsabilidad.
La economía no puede seguir soportando que se mantengan tasas de interés negativas en términos reales por más largo tiempo, ya que estimulan la demanda interna y provocan más inflación, consideró Eric Varga, analista económico.
La inflación sigue disparada mostrando en junio una variación del 1,40% en relación con el índice de mayo. Este nivel superó el 0,57% registrado en junio del año pasado.
La inflación acumulada del año llegó al 6,55%, siendo la segunda más alta desde 2003, y superada solamente por el 6,86% de 2005.
Entretanto, la variación in
teranual fue mayor en un 4,07% que la variación a junio del año pasado (8,75%), de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Inec).
La inflación anualizada a junio fue la segunda más alta de la última década.).
El aumento en el índice del mes pasado fue impulsado por los incrementos en el sector de transportes, por alzas en la gasolina y el costo de los boletos de avión.
No obstante, mientras el Banco Central no suba las tasas a un nivel que al menos supere la inflación, la tendencia se va a seguir acentuando, si además prosiguen las alzas de precios del petróleo y materias primas internacionales, cercanas a niveles históricos.
Por otra parte, y conforme avanza el año, se hace más obvio que la meta propuesta por el Banco Central (8%) es cada vez más inalcanzable, dijo Orlando Soto Solera, gerente general del Grupo Financiero Acobo.
Sin embargo, no toda la inflación que aflige a los consumidores se debe a los altos precios del petróleo. La devaluación del colón, de casi un 5% desde el pasado 8 de marzo, también presiona al alza el indicador.
Ante el mayor costo de la
s importaciones de bienes en dólares y la incertidumbre, algunos empresarios admiten que la subida del tipo de cambio ha tocado los precios de sus mercancías.
Los analistas ven de este modo que el país estaría viviendo ahora una época de vacas flacas, pero que los efectos de una baja inflación no se verán en el corto plazo.
Vista por varios frentes, la inflación es un problema grave y que se seguirá deterior
ando si el Banco Central no toma medidas para ajustar los intereses, de acuerdo con analistas.
Ante ello, en los próximos días el Banco Central se apresta a anunciar cambios en el programa económico 2008-2009, y muy pocos dudan que las modificaciones vendrán por el lado
de la inflación.
El índice de precios es el único indicador que la autoridad monetaria establece como meta, pues los otros indicadores son pronósticos.
Acerca de la política monetaria que se adopte, economistas consultados confían en que el ente emisor posiblemente realizará más cambios en las tasas de interés en colones.

Ver comentarios