Logo La República

Jueves, 3 de diciembre de 2020



INVERSIONISTA


Ineficiente impuesto a casas de lujo

Bernal Rodríguez [email protected] | Lunes 07 enero, 2013



Forma de calcular el pago es muy complicada

Ineficiente impuesto a casas de lujo

Tributo representa menos de un 0,2% de la recaudación total de Hacienda

Hasta el 15 de enero los dueños de viviendas cuya construcción supere el valor de los ¢117 millones podrán cancelar sin multa el impuesto solidario a las casas de lujo, tributo que fue creado hace más de tres años; sin embargo, su recaudación es muy poca en cantidad de dinero y en cantidad de personas que lo pagan.

El objetivo de esta carga fiscal es que con lo que las personas propietarias de casas consideradas de lujo cancelan, se ayude a financiar programas de vivienda digna a la población que se encuentra en condiciones de pobreza extrema.
Pero desde un inicio, cuando fue puesto al cobro, se presentó una serie de dificultades en la recaudación, las cuales han continuado provocando que los recursos no se incrementen y el Estado deje de percibir esos ingresos.
El más importante de los problemas es que no se sabe el número exacto de contribuyentes obligados a pagarlo. Se dijo en algún momento que solo el 80% de los que tenían que pagarlo lo hacían, pero la verdad es que las autoridades fiscales no cuentan con una base de datos a nivel nacional que indique con certeza cuáles inmuebles superan el valor de los ¢117 millones ni cuánto es el valor real.
“Esta es una información de la cual no se tienen datos exactos, pues en el Registro solo se consigna lo relativo a la propiedad y no a las variables que establece el impuesto, como condición de uso habitacional y valor de la construcción, ambos indispensables para determinar la sujeción al impuesto”, aseguró Carlos Vargas, director de Tributación.
El segundo problema es que no es una suma importante. En promedio lo recaudado por el impuesto solidario a las viviendas de lujo, representó un 0,12% de todos los ingresos del Estado a través de los impuestos. Esto muestra cómo el impuesto genera una serie de dificultades, tanto para el contribuyente como para la administración, y no representa un monto importante en la recaudación general.
La recaudación lograda con el impuesto, esta ha tenido un comportamiento irregular, el primer año en que salió al cobro lo recolectado fue de solamente unos ¢55 millones; sin embargo, se debió a problemas en la plataforma de pagos.
Los siguientes años el monto dio un salto en comparación con 2009, que fue el primero al cobro; sin embargo, en 2010 se contabilizan prácticamente dos periodos y en los últimos dos años la recaudación ha venido en descenso.
Además, técnicamente la determinación y liquidación es complicada, sobre todo si se compara con otro tipo de impuestos que tienen una recaudación mucho más sencilla y eficiente para la administración tributaria, como lo son renta y ventas.
“Las tipologías que establece el programa para el cálculo del valor del inmueble son tantas y con tanto detalle que para una correcta determinación del impuesto solidario es necesario contar con el consejo de un profesional en ingeniería, que indique si la construcción contiene cada una de las descripciones específicas indicadas en el programa”, considera Randall Madriz, abogado asociado de Pacheco Coto.
En conclusión, si usted paga este tributo, probablemente sea una minoría ya que no solamente es muy difícil obligar a la gente que debe pagarlo a hacerlo, sino porque aunque usted quiera será difícil llenar los formularios que le solicitan.
Destacado
En la siguiente página web existe una guía para que conozca cómo se debe pagar este complicado impuesto. http://bit.ly/VA1VJT

Bernal Rodríguez
[email protected]





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.