Industria de autos eléctricos sonríe ante baja en el precio de las baterías
Automotrices como Volkswagen buscan reducir más los precios de las baterías como parte fundamental de su futura estrategia. Shutterstock/La República
Enviar

Un desplome de los costos de baterías impulsará el mayor cambio en la industria automotriz en más de un siglo y posibilitará que para 2030 haya un boom de tecnologías como coches eléctricos que se manejan solos y aplicaciones para compartir viajes.

El precio de los packs de baterías ion litio para autos eléctricos cayó 65% desde 2010 y probablemente siga bajando, según un informe de Bloomberg New Energy Finance y McKinsey & Co. Tal vez los consumidores aprecien el mayor impacto en forma de costos más bajos para taxis, lo que incluye reducciones importantes para aquellos manejados por máquinas.

“Los vehículos y la forma de usarlos cambiarán más en las próximas dos décadas que en los últimos 100 años”, dijo Colin McKerracher, director de transporte avanzado de BNEF, que discutirá el tema este martes en su conferencia en Londres.

Baterías más baratas

Lo que impulsa la tendencia es el abaratamiento de las baterías, que constituyen el principal costo en los autos eléctricos, sumado a una rápida mejoría de la tecnología informática que pondrá coches que se manejan solos en las calles dentro de la próxima década. Ya están empezando aparecer cambios en forma de un boom de inversión en aplicaciones de viajes particulares como Uber y la proliferación de desarrolladores de software que vincularán los autos eléctricos a concesionarias de energía eléctrica y sistema de pago.

Esas tendencias disminuirán 3,1% el costo de los taxis manejados por humanos, a $1,7 por kilómetro para 2025, según el informe. La operación de taxis que se manejan solos podría bajar a 41,8 centavos de dólar por kilómetro. El estudio contabilizó el costo total de propiedad del vehículo, el salario del conductor, gastos generales y retornos para los inversores.

BNEF estimó que los costos de las baterías cayeron de $1.000 por kilowatt-hora en 2010 a $350 el año pasado. Esto elevó las ventas de los coches eléctricos de 52 mil unidades hace seis años a 448 mil el año pasado, y esas cifras se encaminan a alcanzar el récord de 647 mil unidades este año.

El informe estimó que se invirtieron $11.300 millones en servicios de viajes particulares este año, más del doble que en 2014. El resultado es que automotrices como Tesla, Volkswagen y General Motors buscan reducir más los precios de las baterías como parte fundamental de su futura estrategia, y empresas de software como Google están experimentando con autos que se manejan solos.

Los cambios darán nueva forma a la industria automotriz y desviarán la necesidad de inversiones del desarrollo de motores hacia el perfeccionamiento del software que conduce los coches y los conecta a internet para gestionar los pagos y la navegación, afirmó McKinsey.

Las empresas de energía podrían beneficiarse con un aumento del 3% en la demanda de electricidad en los próximos quince años, sostuvo la compañía.

Ver comentarios