Industria alimentaria deberá eliminar grasas dañinas
Enviar
Reglamento obliga a empresas del sector a analizar sus productos y mejorar su calidad
Industria alimentaria deberá eliminar grasas dañinas

• Laboratorio cubrirá necesidades a nivel centroamericano
• Compañías del sector temen que se podría saturar el servicio, al existir solo un centro de análisis disponible

María Krystal Echeverría
[email protected]  

A partir de marzo todas las cadenas de comidas rápidas y empresas de la industria alimentaria deberán analizar el nivel de grasas dañinas —conocidas como trans— contenidas en sus productos, de manera que puedan contribuir a la buena nutrición de la población.
El análisis deberá efectuarse en un laboratorio especializado que comenzará a operar a partir del próximo año.
El centro, llamado Laboratorio Regional para el Análisis de Alimentos Empacados, será el único centro de este tipo que cubrirá la industria alimentaria en el país y, por ahora, a nivel centroamericano.
La construcción y equipamiento del centro de análisis requirió una inversión aproximada a los $6 millones, y será parte del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA).
Esto implicará que todas las empresas del sector deberán analizar sus productos en este centro mediante la contratación de sus servicios, como parte del reglamento de etiquetado nutricional promulgado por el Ministerio de Salud, el cual regirá a partir de enero.
“La importancia de este centro es que se convierte en el primer laboratorio en Centroamérica en ofrecer estos servicios, que cuenta con una plataforma tecnológica importante”, expresó Lidieth Carballo, viceministra de Salud.
Ante esto, diversas empresas de alimentos aseguran sentirse satisfechas por la medida. Sin embargo mencionan que pueden producirse dificultades con el abastecimiento de servicios, por tratarse de un centro de análisis regional.
“El hecho de que haya un único proveedor del servicio puede tener un impacto negativo porque es probable que se vaya a saturar si no cuenta con la cantidad necesaria de recurso humano”, señaló José Jiménez, representante de Aseguramiento de Calidad de Pizza Hut Costa Rica.
Pese a ello, considera que al cumplirse con las normas de exigencia de Salud con respecto a las grasas trans, se garantiza a las empresas un análisis y un resultado oficial.
Por su parte la empresa de cafeterías Spoon asevera estar anuente a cooperar con la regulación, para que permita comercializar productos libres de ácidos grasos.
“Nos parece muy bien que exista una regulación en ese ámbito, pues ya se han dado a conocer los efectos que producen las grasas trans; siempre cooperaremos a la hora de trabajar con proveedores que brinden productos libres de este tipo de grasas”, argumentó Yenny Castro, gerente de Calidad de Spoon Costa Rica.
No obstante, concuerda en que existe la posibilidad de que el proceso de análisis de alimentos llegue a saturarse al ser el único laboratorio disponible.
“Creo que se va a dificultar el proceso porque posiblemente la cantidad de muestras a evaluar sean muchas y esto puede generar conflicto, ya que las empresas pueden demandar los resultados de los análisis inmediatamente” declaró Castro.
Los productos que serán analizados son aceites, mantequillas, carnes, lácteos y reposterías, entre otros, que se ofrecen a nivel nacional.
Entre los servicios que ofrecerá el laboratorio estarán el monitoreo del nivel de grasas, verificación del etiquetado nutricional de los productos y análisis del nivel de grasa en muestras biológicas como tejido adiposo y glóbulos rojos que serán tomados de donantes.
El objetivo es monitorear los niveles de este tipo de grasa en los alimentos, razón por la cual las autoridades de Salud lo consideran un avance en proteger a los consumidores.
“Esto representa un avance importante para mejorar la salud de la población” declaró Rafael Monge, investigador del INCIENSA, quien agregó que las personas deben consumir menos de un 1% de grasas trans en cada alimento.

Ver comentarios