Enviar
Estudio revela que los costarricenses no esperaron anuncio oficial, para tomar medidas de austeridad
Industria del entretenimiento dejaría de sonreír

• El 47% de los ticos dice que diversión sería uno de los primeros gastos que recortaría

Yesenia Garita
[email protected]
Ernesto José Villalobos
[email protected]

Cuando el presidente Oscar Arias les habló a los costarricenses para pedirles mesura y cautela ante la crisis y anunciar medidas de ayuda para algunos sectores, ya muchos de ellos habían tomado la decisión de ser cuidadosos.
Un 83% de los ciudadanos dice haber variado ya sus hábitos de consumo y el principal de ellos fue el entretenimiento.
Así lo revelan los resultados de la Encuesta de Opinión llevada a cabo por CID-Gallup entre el 16 y el 22 de enero para LA REPUBLICA.
El dato es consecuente con el hecho de que un 85% de los entrevistados opinó que Costa Rica ya está sufriendo los efectos de la crisis internacional, mientras que solo un 13% no lo cree así.
Pareciera que entre los primeros sacrificios por los que optaron los ticos está el de dedicar un poco de tiempo y dinero a la diversión.
Un 47% de los costarricenses aseguró que el rubro del entretenimiento sería el más propenso a sufrir recortes presupuestarios en sus nuevos hábitos de consumo. Dentro de este apartado, se incluyen tours de un día, idas al cine, consumo en restaurantes y sodas.
Se revela también en el cambio de costumbres que un 9% de los costarricenses señaló la alimentación como la prioridad para bajar gastos.
Usar el teléfono y el costo de televisión por cable —ambos con un 8% de los encuestados— figuran como el tercer rubro en incidencia dentro de los que serían disminuidos por los consumidores nacionales.
A pesar de que diversos sectores relacionados con el entretenimiento se preparan para lo que saben serán tiempos difíciles, aseguran que por el momento el hecho de que los estudiantes se encuentren de vacaciones les ha permitido mantener ventas estables.
Eso sucede para el tipo de diversión como el cine, que no demanda gastos excesivamente altos. En cambio los hoteleros sí reconocen estar sintiendo ya el golpe.
Si se compara el primer mes de 2009 con el mismo de hace un año, el descenso en la ocupación ha sido en promedio del 20%, según los datos de Pablo Solano, director de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH).
Respecto a las medidas económicas anunciadas por el presidente Arias, las organizaciones de consumidores se inclinan a pensar que estas lejos de motivar el consumo para mantener animada la economía atarán de manos a los costarricenses lo cual afectará directamente a muchos sectores que dependen del gasto masivo para subsistir, dijo Erick Ulate, presidente de Consumidores de Costa Rica.

Ver comentarios