Enviar
Programa Gente Reciclando provee materia prima a empresas nacionales
Industria ahorra $1 millón al año por reciclaje

• Planta genera cerca de 70 toneladas métricas de materia prima alternativa al mes

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Una iniciativa que convierte los desechos en materia prima industrial le significa un ahorro aproximado de un 40% en los costos de producción a un sector de la industria nacional.
A través del Programa Gente Reciclando, 20 empresas costarricenses han logrado disminuir sustancialmente el capital que destinan a la adquisición de los insumos básicos en la producción de clips, recipientes agrícolas, basureros, cajas plásticas y tubería, entre otros.
El proceso permite generar entre 60 y 70 toneladas métricas por mes de lo que se denomina materia prima alternativa, a partir de residuos plásticos industriales.
De acuerdo con estándares internacionales, las casi 900 toneladas métricas anuales de materia prima alternativa producida por el programa, equivalen a cerca de $1 millón que en otras condiciones destinarían los industriales a importar materia prima virgen.
El informe Reciclaje y Emprendimiento: Gestión de Residuos en Costa Rica, efectuado por el Programa Competitividad y Medio Ambiente, estima un total nacional anual de reciclaje en plásticos, de 14.701 toneladas; esto representa una economía por el ahorro de materias primas y energía eléctrica de cerca de $22 millones.
Para la empresa Delfiplast —cliente del programa de reciclaje industrial— esta opción ha sido un verdadero salvavidas, ante la subida tan significativa de las materias primas vírgenes.
“Nuestra producción anual supera los $1,5 millones, y definitivamente el balance financiero del negocio ha dependido en mucho de este tipo de iniciativas. El ahorro en materia prima ha llegado incluso al 40%”, explicó Randall Castro, gerente general de Delfiplast.
Delfiplast cubre la demanda de envases plásticos para el sector alimentario, médico y tecnológico, mayoritariamente ubicado en zonas francas de la provincia de Cartago.
“Nuestros clientes tienen esquemas de certificación que exigen envases de primerísima calidad, lo cual demanda que nosotros trabajemos con materias primas muy competitivas”, puntualizó el empresario.
La iniciativa se alimenta de los programas de separación de desechos que actualmente tienen tres municipalidades de la Gran Area Metropolitana, lo cual se convierte en una alianza que termina de cerrar el ciclo de la reutilización de desechos sólidos.
“No solo procesamos los desechos de las mismas industrias que proveemos, sino que además nos encargamos de garantizar que los procesos de separación de desechos sólidos que llevan a cabo las municipalidades, no se quede en nada”, explicó Adriana Soto, gerente del programa Gente Reciclando.
Solo la Municipalidad de Curridabat evitó el envío de 30 toneladas de desechos a los rellenos sanitarios, durante los últimos cuatro meses. A la iniciativa que desde principios de 2008 mantiene este ayuntamiento, se suman sus homólogos de los cantones de San Rafael de Heredia y Escazú.
La proyección del programa es ampliar la generación de materias primas de menor precio, factor que pueda incidir en los costos de la producción nacional.
“Tenemos la ambición de convertirnos en suplidores de una buena porción de la materia prima de la industria del plástico en el país; estamos en capacidad de transformar los residuos de esa misma producción en nuevos insumos, en la misma forma en que hacemos con los desechos”, apuntó Soto.
A pesar de esta opción, aún hay industrias que prefieren enviar sus desechos a otros países, para que sean reutilizados. En la mayoría de los casos, los productos son embarcados hasta China, donde se convierten en insumos para enormes plantas de reciclaje.
Ver comentarios