Enviar
Indonesia sacudida de nuevo por terremoto

Nueve muertos y más de cien heridos por fuerte seísmo de 8,4 grados en Sumatra

Yakarta
EFE

Al menos nueve personas murieron y más de un centenar resultaron heridas en el seísmo de 8,4 grados de magnitud que sacudió ayer el sur de la isla indonesia de Sumatra y provocó el derrumbe de varios edificios y una alerta de “tsunami” que fue retirada casi dos horas después.
“Siete personas han muerto en la ciudad de Bengkulu, dos en la localidad de Padang y más de un centenar han resultado heridas”, confirmó a Efe Ada Malik, desde el Centro de Gestión de Crisis de la Junta Nacional de Coordinación de Gestión de Desastres (Bakornas) en Yakarta.
La Agencia Geológica de Estados Unidos y otros organismos que miden la actividad sísmica mundial elevaron la magnitud del temblor a 8,4 grados en la escala abierta de Ritcher, después de informar de unas primeras mediciones que señalaban que había sido primero de 7,9 grados y luego de 8,2.
Las autoridades locales de la costa occidental de Sumatra temen que el número de víctimas aumente en las próximas horas, ya que muchos afectados aún no han podido ser evacuados.
La cadena de televisión SCTV mostró imágenes de los hospitales de la ciudad de Bengkulu, la más cercana al epicentro del terremoto, en las que decenas de heridos tumbados en el suelo en la calle eran atendidos por personal médico.
Los cortes de electricidad y telefónicos en la región afectada dificultan las tareas de los servicios de rescate e impiden precisar el alcance de los daños materiales y la cantidad de damnificados.
El Gobernador de Sumatra Occidental, Gamawan Fauzi, indicó que aún se está haciendo un inventario de daños y víctimas, aunque confirmó que “bastantes” edificios y casas han resultado dañados.
El Centro de Alerta de Tsunamis confirmó que el maremoto, que ocurrió a tan sólo 30 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar y a una distancia de 130 kilómetros de la costa, provocó un pequeño tsunami (ola gigante) en las costas de Padang, pero éste no superó un metro de altitud.
La confusión reinó durante las horas que siguieron al terremoto y las réplicas que lo siguieron provocaron escenas de pánico entre la población.
Ver comentarios