Enviar
Indonesia comprará acciones petroleras en Venezuela

PT Pertamina, la compañía petrolera estatal de Indonesia, comprará los activos de petróleo de Harvest Natural Resources Inc. de Houston en Venezuela por $725 millones en efectivo en tanto inicia la adquisición de reservas en América del Sur.
Harvest venderá su participación de 32% en Petrodelta SA, su unión transitoria con Petróleos de Venezuela SA, anunció el jueves la compañía en un comunicado.
Los seis yacimientos de Petrodelta contienen reservas brutas comprobadas de 195 millones de barriles de petróleo y 235 millones de pies cúbicos (6,6 millones de metros cúbicos) de gas, según el sitio web de Harvest.
Harvest Natural ha tenido problemas para recibir con regularidad los pagos de PDVSA, como se conoce a la petrolera estatal con sede en Caracas, y sus activos en el país sudamericano están subvaluados debido al riesgo político, dijo John Malone, analista sénior de Global Hunter Securities LLC en Nueva York, el 6 de marzo.
“Una empresa estadounidense no tiene ninguna influencia en lo que se refiere a poder sacar su capital del país”, explicó ayer Zachary Prensky, analista de Little Bear Research de Nueva York, en una entrevista telefónica. “Los que entran a Venezuela son gobiernos”.
El acuerdo de venta se anunció el 21 de junio tras el cierre de las operaciones regulares en Nueva York, donde las acciones de Harvest cayeron al nivel más bajo en 52 semanas de $4,85 durante la jornada bursátil.
Las acciones de Harvest subieron 88% a $9,16 en el mercado secundario en Nueva York.
Algunos observadores opinan que China National Offshore Oil Corp. o China Petroleum Chemical Corp. podrían ser los probables compradores de los yacimientos de Harvest en Venezuela, ya que el país asiático ha invertido miles de millones de dólares para ampliar sus operaciones petroleras y sus lazos políticos en Venezuela, señaló Thomas O’Donnell, analista petrolero asociado a la universidad The New School de Nueva York.
“Más allá de que CNPC o Sinopec hayan tenido alguna itnervención o no en algún momento, el hecho de que ambas hayan aumentado significativamente sus reservas en Venezuela es un asunto espinoso en su relación con Caracas dadas las enormes inversiones financiadas por el Estado que ha hecho Pekín hasta la fecha”, dijo O’Donnell ayer al responder por correo electrónico las preguntas que se le enviaran.
La renuencia de los chinos a pagar un “buen precio” por los activos de Harvest los mantuvo fuera de la operación, y China ha depositado sus esperanzas de adquirir reservas en Venezuela en su estrecha relación con PDVSA y el gobierno, precisó O’Donnell.
“La venta de un yacimiento maduro y lucrativo por parte de Harvest a Indonesia cuando China ha efectuado inversiones tan gigantescas con el gobierno de Chávez es otro recordatorio para las compañías chinas de sus dificultades en Venezuela”, agregó O’Donnell.
La operación debe ser aprobada por los accionistas y por los gobiernos venezolano e indonesio, dijo Harvest en el comunicado, añadiendo que el producto neto de la venta se calcula en unos $525 millones después de las “deducciones por costos relacionados con la transacción e impuestos”. “Esta operación se va a cerrar en un 100 por ciento”, aseguró Prensky. “Es una cantidad enorme de dinero que engrosará el tesoro venezolano. Tienen 200 millones de razones para hacer que esto se concrete”.

Indonesia/Bloomberg
Ver comentarios