Enviar
India en alerta por terrorismo

Autoridades indias sospechan que el servicio secreto paquistaní está tras el ataque Bombay

Nueva Delhi
EFE

La India tiene pruebas de la implicación de los servicios secretos paquistaníes (ISI) en la planificación del reciente atentado en Bombay y el entrenamiento de quienes lo llevaron a cabo, según una fuente de los servicios de inteligencia indios.
“Estamos convencidos al cien por cien de que el ISI está involucrado en los ataques a Bombay”, dijo la fuente a la agencia IANS.
La revelación, difundida simultáneamente por las agencias IANS y PTI y la cadena de televisión delhí NDTV, atribuye el atentado al grupo Jamaat-ud-Dawa, bajo el que se esconde el proscrito Lashkar-e-Toiba (LeT) al que hasta ahora el Gobierno ha mencionado como responsable de los atentados que la semana pasada causaron la muerte de 188 personas.
Según fuentes no identificadas que cita PTI, el Gobierno indio tiene los nombres de los miembros del ISI que entrenaron a los terroristas y de los lugares donde fueron entrenados en Pakistán, y “rehúsa creer” que ello fuera sin conocimiento del Ejército de ese país.
La fuente de inteligencia de IANS insitió en que la India entregará pronto a Pakistán la lista con esos nombres, que está preparando con ayuda de los servicios secretos norteamericanos.
La India dará a Pakistán “una cantidad de tiempo razonable” para que actúe en consecuencia con esa información, añadió.
Por otro lado una amenaza de atentado con ocasión del aniversario de una de las fechas más sensibles de la Historia reciente de la India, la demolición de la mezquita Babri, llevó a las autoridades a poner en estado de alerta máxima tres grandes aeropuertos, revelaron ayer fuentes oficiales.
Los aeródromos de la capital, Nueva Delhi, y de las ciudades sureñas de Bangalore y Chennai fueron catalogados como “hipersensibles”, lo que supuso un refuerzo doble de su seguridad con vigilancia de las Fuerzas Aéreas y despliegue de efectivos adicionales en tierra.
“Como es habitual, estamos preparados” para afrontar la alerta de atentado, afirmó el jefe de las Fuerzas Aéreas, Fali Homi Major, citado por la agencia PTI, al revelar cuáles eran los aeródromos aludidos en la amenaza.
Major participó ayer en una reunión del ministro de Defensa, A.K.Antony, con los jefes de los tres ejércitos del país para estudiar los peligros terroristas que afronta la India y diseñar medidas de prevención.
“Obtuvimos informes de inteligencia según los cuales militantes de Pakistán o Afganistán planeaban atacar aeropuertos antes del aniversario de la demolición de la Mezquita Babri”, explicó hoy a la agencia IANS una fuente oficial que pidió el anonimato.
La mezquita, situada en la localidad norteña de Ayodhya, fue destruida el 6 de diciembre de 1992 por radicales hindúes que mantenían que había sido levantada sobre el lugar de nacimiento del dios hindú Ram.
Miles de personas murieron en la ola de violencia desatada tras la demolición.
Además, aquel episodio sirvió de pretexto a los terroristas islámicos que atentaron en varios puntos estratégicos de la ciudad de Bombay en marzo de 1993 y mataron a 257 personas.
En mayo de 2007, un Tribunal condenó a 100 personas por aquel atentado, entre ellos sus dos principales instigadores, los mafiosos indios Dawud Ibrahim y Tiger Memon, que están aún prófugos de la Justicia.
Habitualmente, las fuerzas indias de seguridad elevan su nivel de alerta cuando se aproxima la fecha del 16 de diciembre u otras sensibles como el Día de la República (26 de enero), según constataron ayer fuentes de Defensa citadas por PTI tras la reunión de los altos mandos.
Pero en esta ocasión, como reveló ayer a la agencia IANS una fuente de alto rango de los servicios de seguridad, se registró una amenaza específica contra los tres aeropuertos, recibida en el Indira Gandhi de Nueva Delhi por correo electrónico.
El mensaje, que alertaba de un atentado entre los días 3 y 7 de este mes, estaba suscrito por la organización Deccan Muyahidin, el mismo desconocido grupo que se atribuyó el asalto terrorista de la semana pasada en Bombay, según la misma fuente.
Ver comentarios