Enviar
Incierto regreso


Después de la operación de su rodilla izquierda y ya sin utilizar las muletas, Tiger Woods se muestra impaciente por volver a los campos, aunque no sabe cuándo.
Woods ya no necesita muletas para caminar después de la operación a la que se sometió la semana pasada en su rodilla izquierda, pero dijo que no sabe cuándo volverá a jugar golf.
“Desde hace un par de meses sabía que me tenían que operar. La rodilla me molestaba desde hacía algún tiempo. La única decisión era si me perdía el Masters o jugaba en este. Decidí jugar. Aunque hubiese ganado, igual iba a tener que operarme”, dijo en su boletín mensual.
Woods se sometió a una artroscopia el 15 de abril, dos días después que terminó a tres golpes del campeón Trevor Immelman en el Masters.
Es la segunda vez en cinco años que Woods es operado de su rodilla izquierda, y en esta ocasión la cirugía fue para limpiar el cartílago.
El mejor golfista del mundo utilizó muletas la semana pasada en un concierto de beneficencia, y ahora usa una faja de apoyo en la rodilla.
“Aunque ya he pasado por esto antes y entiendo la necesidad de ser paciente, no me gusta estar sin hacer nada. Realmente no he fijado una fecha para volver a jugar. Los médicos han dicho que podría jugar en unas cuatro o seis semanas, pero no hay nada seguro. Voy a hacer lo que ellos me indiquen”.
Woods no defenderá su título en el campeonato Wachovia, y tampoco participará el Campeonato de Jugadores por primera vez en su carrera.
Ver comentarios