Enviar
Incertidumbre dificulta decisiones de inversión

Tasas reales negativas, devaluación cero, dólar débil y futuro del Cafta, y otros factores, confunden a los inversionistas

Agustina Cobas
[email protected]  

¿Qué pasará con las tasas de interés? ¿Por qué las expectativas de inflación son más altas que las tasas actuales? ¿Se despegará el tipo de cambio del piso de la banda? Estos son algunos de los cuestionamientos que los inversionistas han comenzado a hacerse desde hace algunos meses.
Esto debido a que, aunque la economía ha dado señales muy claras de crecimiento, ingreso de inversión extranjera e impulso de la demanda interna, las condicionantes en el mercado de valores no son tan claras.
Desde que el nuevo sistema cambiario fue implementado en octubre del año pasado, y el tipo de cambio se ubicó en la banda inferior —debido a la elevada oferta de dólares—, las expectativas de devaluación se redujeron enormemente, desincentivando las inversiones en esta moneda.
Por otro lado, las tasas de interés en colones comenzaron a bajar, reduciendo el atractivo de las inversiones en esta moneda, y dificultando la búsqueda de opciones de inversión atractivas por parte de los inversionistas.
Estos son solo algunos de los elementos que generan que los inversionistas costarricenses estén a la espera de una mayor claridad en las condiciones del mercado, antes de hacer cambios en sus portafolios de inversión.
“Creo que existe un poco de incertidumbre pues en Costa Rica no estamos acostumbrados a ver tasas tan bajas y con una devaluación inmóvil”, comentó Orlando Soto, gerente de Grupo Financiero Acobo.
Otros participantes del mercado coinciden en señalar que el panorama no está del todo claro actualmente.
“Existe una serie de factores que han generado algún grado de incertidumbre entre los inversionistas, tanto los institucionales como los individuales”, opinó Felipe Brenes, gerente técnico de SCRiesgo.
Si bien esta parece ser la percepción de muchos actores del mercado, algunos indicadores que generaban dudas hace unos meses parecen estar tomando un rumbo más definido.
“Algunas variables se han ido aclarando en los últimos meses, por ejemplo el tema cambiario, ya que no se han generado fluctuaciones importantes pese a la apreciación que experimentó el colón con la entrada del nuevo sistema”, agregó Brenes.
Entre los elementos más oscuros se encuentran las expectativas de inflación.
Mientras el Banco Central estima cerrar el año con un crecimiento de los precios del 8%, las expectativas superan esta cifra, lo que no coincide con el nivel de tasas de interés actuales.
Esto ha confundido a los inversionistas, ya que generalmente, el nivel de tasas de interés, que representan el costo del dinero, se ubica en niveles similares a la inflación, que refleja el crecimiento de los precios.
En este contexto, los conocedores del mercado recomiendan dar un seguimiento detallado a las variables más relevantes.
“Hay que analizar las tasas de inflación esperadas, así como las tasas de devaluación actuales y por cuánto tiempo se pueden mantener, así como la relación de tasas en colones con respecto a mercados de referencia, como el estadounidense”, comentó Alvaro Gómez, gerente de BN Valores.
Ver comentarios