Enviar
Incertidumbre en el mercado cambiario

Una de las interrogantes que normalmente afloran en asuntos de inversiones tiene que ver con la divisa en la que se desea invertir. La reciente incertidumbre que se ha generado en el mercado cambiario en Costa Rica ha sido uno de los principales puntos de discusión de los últimos días.
Es claro que el tipo de cambio es una variable económica clave, la determinación del sistema cambiario se encuentra condicionada por el control de la inflación, la disminución en la volatilidad del producto y el incremento en la competitividad de las exportaciones. Un régimen óptimo debería reducir al máximo los movimientos bruscos, no predecibles y transitorios del tipo de cambio.
En Costa Rica, el esquema de bandas cambiarias ha robado la atención del Banco Central y ha generado fuerzas especulativas y presiones en el tipo de cambio.
Desde la implementación de este sistema, el tipo de cambio se había pegado a la banda inferior provocando una apreciación del colón. Sin embargo, en los últimos días se ha experimentado una subida abrupta del tipo de cambio, sin que existiera un cambio estructural en los fundamentos económicos que justifiquen un incremento tan fuerte. Este incremento es considerado una sobrerreacción promovida principalmente por la incertidumbre y la especulación, por lo que se esperaría que el tipo de cambio se estabilice en un corto plazo.
Estas condiciones tienen efectos directos sobre el mercado de valores, una posible devaluación en la moneda local podría generar mayores presiones sobre la inflación, lo que sin duda generaría una apreciación en los títulos indexados a este indicador. Por otra parte los bonos en colones han tendido a disminuir su precio, como respuesta a la necesidad de los inversionistas de liberarse de títulos en colones. Paralelamente, los bonos en dólares han presenciado un aumento generalizado de precios.
El hecho de que el mercado costarricense sea pequeño y la ausencia de instrumentos de cobertura cambiara lo vuelve aún más vulnerable y genera mayor incertidumbre. De esta forma, resulta difícil predecir el comportamiento del tipo de cambio para los próximos días y es un continuo aprendizaje para los participantes de mercado.
Como inversionista sería conveniente mantenerse al margen de estas sobrerreacciones en el corto plazo y mantener la moneda de denominación de su riqueza financiera, puesto que las volatilidades del mercado cambiario en este momento pueden generar una materialización de pérdidas cambiarias a un precio que aún no es estable.
Carolina Martínez Gómez
Agente de Bolsa Autorizada
Ver comentarios