Inapelable multicampeona
Para Ingrid Morales ser campeona es una costumbre, lo certifican 27 campeonatos a su haber y su etiqueta de invencible a nivel nacional.Archivo/La República
Enviar

Inapelable multicampeona

Ingrid Morales, ha ganado 21 campeonatos y no para, sigue y sigue…

201211280005081.a2.jpg
Para Ingrid Morales ser campeona es una costumbre, lo certifican 27 campeonatos a su haber y su etiqueta de invencible a nivel nacional.Archivo/La República
Mientras alista sus maletas para viajar con su inseparable pareja Natalia Alfaro a la fecha del cierre del Norceca, este fin de semana en Aruba, la campeona nacional de voleibol de playa, Ingrid Morales, nos hace un repaso de una vida dedicada al deporte, algo que la ha llenado de satisfacciones.

Once campeonatos de voleibol de sala y diez de playa, más siete copas centroamericanas nos dicen que estamos ante una atleta de condiciones especiales, que también suma un campeonato mundial con la Tricolor en Japón 2006 jugando en la posición cuatro (lateral izquierda).
Detrás de ella no hay secretos, solo un trabajo serio en el que a la suma de su talento natural, se agrega la práctica que la ha hecho superar todas las metas que se ha propuesto, y aparte de eso, en el plano privado, haber cumplido con su papel de esposa y madre contando con el apoyo de su marido José Velluti y de su hijo Nicolás.
Ingrid y Natalia tienen ocho años de jugar juntas y de ser campeonas invictas del voleibol de playa, y desde 2006 no han perdido ni un solo partido en los campeonatos nacionales realizados.
Sus buenas actuaciones en el ámbito internacional, que incluyen este año la asistencia a cinco de los diez Norcecas que se han organizado hasta el momento, en los que obtuvieron dos medallas de plata en República Dominicana y Santa Lucía, una de bronce en Trinidad y dos cuartos lugares, en Cuba y Puerto Rico, provocaron que los organizadores de la gran final en Aruba las llamaran el sábado pasado para decirles que les cubrirán todos los gastos, con tal de que estén en esta serie final.
“En realidad no nos tocaba ir, porque la Asociación (Costarricense de Voleibol) nos apoya en cinco fechas que ya habíamos gastado, y a esta va otra pareja, pero como nos invitaron estaremos allá”, comentó Morales.
El otro equipo que irá por Costa Rica, en femenino será la pareja de Valeria Valenciano y Francini Morales. En varones asistirán Raúl Sandoval y Julio Alvarez.
Ingrid reconoce que mucho del mejoramiento en su juego y en el de Natalia, se debe precisamente a la participación en los Norcecas, donde compiten los 16 países de mejor nivel del área.
“La calidad de juego que se da en esos torneos es alta, ya que llegan equipos como el de Estados Unidos, que envía muy buenas parejas al igual que Cuba, cuando asiste; Puerto Rico, Dominicana, México y otros países que son muy fuertes en este deporte”, afirma.
“Este tipo de competencias nos ha orientado hacia dónde dirigir nuestro entrenamiento, a cómo comportarnos en el plano internacional, a tener un roce que inevitablemente nos tiene que hacer subir el nivel, si también se pone esfuerzo”.
A sus 37 años de edad, Morales ya sabe que la hora de retiro la espera a la vuelta de una esquina, aunque se considera con fuerzas para jugar aún dos o tres años más. “Después de todo está probado que la mayor curva de rendimiento de un voleibolista de playa se da después de los 30 años”. Esta super voleibolista considera que será la misma competencia y sobre todo los resultados los que dirán la última palabra. “Me siento con fuerzas para mantener mi nivel, pero cuando vea que no, será el momento de decir adiós”.
Morales asegura que darán todo en este Norceca que se aproxima y al que se espera lleguen todas las representaciones. El evento se competirá de viernes a domingo y las chicas ticas no sabrán hasta mañana con qué pareja les tocará abrir.

 

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios