Enviar

HARVARD

Impulse la participación de los empleados

201408192313510.h.jpg
Si puede incrementar el nivel de participación en su organización, probablemente también verá aumentar la productividad de su fuerza laboral. Casi cualquier organización puede fomentar mayor involucramiento si los líderes:

1. Hablan del impacto de la compañía, no solo de sus resultados financieros. A los accionistas les interesa el desempeño de la firma, pero frecuentemente los empleados se motivan más con el impacto que tiene su compañía en el mundo.

2. Premie el liderazgo inspirador tanto como la administración eficaz de tareas. La gente que trabaja para líderes inspiradores está más comprometida y satisfecha y es más productiva. Premie a los gerentes por hacer que la gente alce la vista al horizonte tanto como los premia por hacer que los empleados trabajen duro.

3. Mida el apoyo de los empleados, no su satisfacción. Un trabajador que solo está “satisfecho” no necesariamente está profundamente comprometido. Una mejor medida de envolvimiento es si un empleado recomendaría a un amigo su lugar de trabajo.

Cambie la forma de empezar su día
¿Qué es lo primero que hace al llegar a su escritorio? ¿Revisar el correo electrónico o los mensajes de voz? Esta es la peor forma de empezar el día.
En lugar de automáticamente entrar a modo reactivo y enfocarse en las prioridades de otra gente, empiece su día con una breve sesión de planeación sobre lo que necesita terminar.
En cuanto se siente, pregúntese: se acabó el día y me estoy yendo de la oficina con una sensación de tremendo sentido de logro. ¿Qué he logrado? Pensar en esto le ayudará a distinguir tareas verdaderamente importantes de aquellas que solo se sienten urgentes.
Determine en qué enfocarse, y después divida estas tareas en acciones y metas específicas. Piense cómo priorizar su lista, e intente empezar el día con las tareas que más requieran energía mental.

Rompa con su mentor, si debe seguir adelante
Un excelente mentor puede hacer maravillas por su carrera, pero si ha alcanzado el punto donde ya no le está aprendiendo nada o si la química se ha esfumado, no prolongue la relación.
Para crecer, es necesario avanzar. Tal vez las habilidades de su mentor no se alinean con la dirección que está tomando su carrera, o tal vez simplemente quiere un mentor que tenga más tiempo para ofrecer.
Empiece la conversación de separación compartiendo su aprecio por todo su tiempo y esfuerzo. Detalle todo lo que le ha aprendido y explique cómo seguirán ayudándolo estas habilidades. Sea honesto y transparente sobre por qué sus planes futuros necesitan un cambio, y enmárquelo consideradamente: “Dado mi cambio de foco, me pregunto si reunirnos regularmente es la mejor forma de disponer de su tiempo”. Deje la puerta abierta para posibles colaboraciones futuras, y ofrezca cualquier apoyo para devolver la amabilidad y ayuda que le ha dado.

TEMAS DE CONVERSACIÓN

El riesgo financiero de vivir mucho tiempo
La gente que se acerca al final de su carrera potencialmente puede perder entre el 5% y el 10% de su riqueza para la jubilación, o el equivalente a entre dos y cinco años de trabajo, por no anualizar sus ahorros o por anualizarlos muy pronto, según una estimación de Alessandro Previtero, de la Escuela de Negocios Ivey, en Canadá.
Al aportar un ingreso garantizado de por vida, un seguro de renta vitalicia esencialmente es una póliza de seguro contra sobrevivir a los ahorros propios de jubilación.

Apretón de manos firme; muchas bacterias
Un apretón fuerte de manos es casi dos veces más eficaz que un saludo suave para transferir bacterias como E. coli de una persona a otra, según un estudio conducido en el Reino Unido e informado en The New York Times. Un apretón de manos moderadamente fuerte, en cambio, transfiere casi el doble de bacterias que un saludo con las palmas en alto. Un saludo con el puño es aún más higiénico que los anteriores.
 



Ver comentarios