Enviar

Impulsan desarrollo de Limón

201303141001501.limon1.jpg
Dos proyectos de importancia para la provincia de Limón fueron aprobados por el Congreso en días pasados, con el objetivo de mejorar las condiciones socioeconómicas de esa provincia abandonada durante años por el Gobierno de la República.

El primero de ellos es la autorización de un empréstito de $55 millones para la modernización de los muelles de Moín.

El proyecto le da el permiso necesario al Gobierno para que negocie un préstamo con un ente financiero nacional o internacional, que le permita conseguir los recursos necesarios para la construcción de un puesto de atraque.

Esa terminal le daría mayor capacidad a ese puerto en momentos en que enfrenta la inminente competencia de APM Terminals.

El nuevo puesto de atraque será una terminal multipropósito con una longitud de 300 metros y con un calado de 14 metros y contará, igualmente, con un área de patios para el almacenamiento de contenedores de seis hectáreas.

El ancho del muelle será de 26,2 metros y tendrá capacidad para atender barcos Panamax.

“Me es de gran satisfacción cuando esta Asamblea Legislativa aprueba proyectos de verdadero impacto, de suma importancia para el desarrollo de mi provincia de Limón; en esta ocasión en forma unánime todos nosotros diputadas y diputados de todos los partidos y de todas las provincias le estamos dando a la provincia atlántica el proyecto para el financiamiento de la modernización de Puerto Moín”, expresó el legislador Walter Céspedes del PUSC y proveniente de Limón.

La otra iniciativa está enfocada en la población limonense principalmente.

Esto porque mediante una modificación a la ley que creó el fondo de educación superior, se le darán suficientes recursos al TEC para que construya sedes universitarias en Limón y en la Península de Osa.

El objetivo es que el dinero se distribuya de manera equitativa entre todas las universidades estatales, por lo que esa casa de enseñanza superior podrá ofrecer sus carreras tecnológicas en la provincia caribeña, abarcando más estudiantes y brindándoles al mismo tiempo mayores oportunidades.

“La ley vigente distribuye los recursos que provienen del impuesto sobre la renta de manera desigual entre las universidades públicas. Es una injusticia. Con la reforma aprobada, el TEC podrá abrir sus puertas a más personas que, por su situación económica o ubicación geográfica, no pueden acceder a la educación superior”, señaló Víctor Hernández, legislador del PAC que presentó el proyecto. 

 

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios