Arturo Jofré

Arturo Jofré

Enviar
Viernes 14 Diciembre, 2007

Impuestos y legitimidad

Arturo Jofré

Hace unos días se presentó ante la Organización de Estados Americanos el informe “Perspectivas Económicas de América Latina 2008”, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El informe cubre cuatro temas, en este caso me referiré al de política fiscal y legitimidad.
“La legitimidad fiscal es un reflejo de la confianza que los ciudadanos tienen en el comportamiento del gobierno al recaudar los impuestos y su posterior destino”, indica el informe. El distinguido profesor de la Universidad John Hopkins, Francis Fukuyama, señaló que “El concepto de ‘democracia fiscal’ tiene mucho sentido, porque hay un contrato social entre el pueblo y el gobierno. Es decir, el gobierno recibe los impuestos si el pueblo piensa que va a utilizarlos para el bien público, y en muchos países de Latinoamérica hay una disfunción muy profunda en ese pacto social, lo que menoscaba la legitimidad de la democracia”.
Otro de los expertos, el doctor Peter Hakim, resaltó la importancia de las reformas fiscales, pero no desde la perspectiva “simplista” de muchos analistas, en el sentido de que la solución perfecta sería aumentar impuestos. Para Hakim, no se trata solamente de eso, sino de rediseñar la forma en que se cobran y especialmente de cómo se utilizan los impuestos.
El informe citado señala que Latinoamérica tiene “la mayor inequidad que cualquier otra región en el mundo”. Hakim agrega que en América Latina no se va a superar la desigualdad si no existen políticas dirigidas específicamente a eso y que la única manera en que la democracia se va a legitimar a largo plazo en la región es conjugando el crecimiento, la política fiscal y la agenda social.
Uno de los grandes problemas en América Latina se centra en la desconfianza con que los ciudadanos ven la forma en que se gastan sus impuestos, al respecto el documento señala que la “legitimidad fiscal es baja en varios países de América Latina. Menos del 25% de los latinoamericanos confía en que sus impuestos serán bien gastados”. Una de las expertas del Banco Mundial, Pamela Cox, agrega que hay otro factor nocivo: la gente no cree que debe pagar los impuestos ya que otros tampoco los pagan. Este círculo vicioso es el que hay que romper con la trilogía: reforma fiscal, sistema eficiente de cobro y utilización adecuada y transparente del dinero recaudado.
Cox resaltó la diferencia de cómo conceptualizan socialmente los impuestos los ciudadanos de los países desarrollados versus los de países latinoamericanos. Al respecto se me viene a la memoria el caso de Pete Rose, la leyenda viviente del béisbol, cuando con voz entrecortada se dirigió al juez que lo estaba condenando a prisión por evasión fiscal y le dijo que estaba muy avergonzado de estar delante de él, de haber perdido su dignidad, su auto respeto. No era la condena lo que más lo hería, sino la vergüenza. En América Latina esa condena social no existe, este informe nos ayuda a entender el por qué.