Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Impuestos desproporcionados

| Miércoles 17 septiembre, 2014


¿Se cobrarán los impuestos a los evasores?, ¿se reducirán o eliminarán instituciones?


Impuestos desproporcionados

En nuestro mundo existen reglas para todo, las cuales siguen operando como decía Adam Smith por medio de “la mano invisible”.
Y en este sentido las de la inversión y el uso del dinero son muy claras. Esto lo confirman las recientes decisiones de empresas cuyas casas matrices nacieron en Estados Unidos, como Burger King, Medtronic (de instrumental médico) y Chiquita (en alimentación) que recientemente han decidido trasladar sus sedes a otros países, por medio de mecanismos legales de mercado como el ser adquiridos por otra empresa extranjera, aunque al final se llega a demostrar que son los actuales dueños de estas empresas los que deciden —por efectos de los incrementos de impuestos en la renta— trasladar sus sedes a otros países.
Esto por supuesto ha llamado mucho la atención al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, pero en lo particular nos debería hacer reflexionar a nosotros ante las presiones que surgen tanto a nivel nacional como internacional del incremento en la recaudación de impuestos que se debe aplicar en este país o en la disminución del aparato estatal costarricense.
Y es que estas noticias, así como las que recientemente se nos brindó de que la empresa Yanber decidió trasladarse a Nicaragua, por considerar que en ese país las condiciones para los inversionistas le son más favorables que seguir produciendo en este país, nos obligan a pensar ¿qué o cuál es la Costa Rica que queremos?
No solo esta empresa se está trasladando, en ocasiones escuchamos de otras no tan renombradas como la anterior.
¿Se va a pretender imponer más impuestos a los que ya pagan?, ¿se cobrarán los impuestos a los evasores?, ¿se reducirá o eliminarán instituciones?, ¿se buscará que los principales disparadores de la inflación costarricense cesen, como es el que nos imponen a través del cobro de los servicios públicos, que tanto afectan el poder adquisitivo de los consumidores o los costos de las empresas establecidas en el país?
Los ciudadanos requerimos acciones que favorezcan la inversión y con ello la creación de empleo, y además el que nuestros ingresos (como consumidores de bienes y servicios) alcancen para adquirir mayores proporciones de bienes de los que hoy se pueden conseguir.
La capacidad adquisitiva del consumidor está siendo cercenada por el costo de los servicios públicos o el cobro indiscriminado de impuestos como el territorial (entre otros).
Nuestras autoridades no pueden seguir pensando que no hay efectos no deseados ante incrementos indiscriminados en el cobro de impuestos a las empresas o a los consumidores. El mismo Estados Unidos nos demuestra hoy en día que esto no es factible.
Necesitamos ver acciones concretas, planes específicos, pero no es con incrementos salariales que sobrepasan la inflación, que se compensa el poder adquisitivo de los consumidores, ya que esto está terminando de inquietar la voluntad de los inversionistas que buscarán otros lugares para invertir sus recursos, en países que sí entiendan que la atracción de inversionistas, sean nacionales o extranjeros, es importante y deseable para los intereses de la mayoría de la población.


Randall Castro Vargas

Economista