Enviar
Impresionante tesoro arquitectónico
En Grecia, el mayor atractivo es la Acrópolis, un sitio de parada obligatoria declarado por la UNESCO patrimonio de la humanidad

Atenas, Grecia.- De Costa Rica a España, diez horas y 25 minutos y de España a Grecia, tres horas y 45 minutos, un viaje largo pero que vale la pena hacer para conocer este país europeo que emana tranquilidad y muestra impresionantes bellezas llenas de historia.
Sin duda la principal es la Acrópolis o la ciudad situada en lo alto, un sitio que todo turista debe visitar por obligación, por su impresionante arquitectura y dimensiones, capaz de dejar sin aliento a cualquiera.
A su entrada varios vendedores ambulantes esperan a los visitantes para ofrecer algún producto, entre ellos pequeñas sombrillas para taparse del incesante sol que impera en esta época.
Al ingresar, con cuidado, ya que el piso es resbaladizo, una de las primeras estructuras que se observan es el teatro de Dioniso, donde se pueden apreciar un sinnúmero de gradas al aire libre y un gran escenario.
Continuando el ascenso se ven muchas más obras, entre ellas la más esperada: el majestuoso Partenón, templo dedicado a Atenea, diosa protectora de la ciudad de Atenas y construido entre los años 447 y 432 a. C., así como el templo de Atenea Niké.
También se mantiene en pie el Erecteión, un templo donde se aprecia en sus columnas las famosas cariátides, figuras de mujeres de más de dos metros de altura.
A pocos minutos de la Acrópolis está su museo, que reúne las más importantes esculturas del Partenón, así como piezas que han sido descubiertas en diferentes excavaciones a través de los años.
El museo se inauguró el año anterior y se estima que tuvo un costo 130 millones de euros.
Si quiere llevarse un recuerdo de Atenas, Plaka es el lugar ideal, está en el corazón de la ciudad, destaca por sus calles estrechas y la variedad de sitios típicos para comprar y comer al aire libre, que la hacen ideal para turistas y los propios griegos.
Otro sitio para comprar, pero artículos más sofisticados, es Glyfada, un complejo al sur de Atenas que alberga playa, tiendas de marcas importantes así como grandes cadenas hoteleras y restaurantes.
Pero sin duda una de las actividades que más disfrutan los griegos es relajarse en la playa o darse un chapuzón en el tranquilo mar Egeo.
La comida además de saludable es variada y rica, entre los platillos tradicionales está la ensalada griega que incluye entre sus ingredientes las aceitunas y el queso feta.
Además se pueden degustar platillos como las sardinas, pulpo a la parrilla o las dolmas, que son hojas de parra con las que se envuelven alimentos como la carne y el arroz con vegetales.
Y no se puede ir sin probar el Ouzo, un licor típico hecho a base de uvas maduradas y anís.
Si tiene la oportunidad, no dude en escaparse a algunas de las paradisiacas islas de Grecia, ya que mientras los turistas abarrotan este país en vacaciones, sus habitantes optan por tomar un ferry y huir a alguna de ellas.


Melissa González
[email protected]
Ver comentarios