Enviar
Pérdidas serían de $500 millones
Importaciones atizan déficit comercial del istmo

• La región capeará el deterioro con inversión extranjera, capital oficial y remesas

Wilmer Murillo
[email protected]  

A pesar del incremento sustancial en las exportaciones tradicionales y no tradicionales, las importaciones han repuntado, acrecentado el déficit comercial de Centroamérica.
El repunte de las importaciones es el resultado del mayor consumo interno, la mayor factura petrolera y el incremento en los precios de ciertas materias primas.
Cálculos de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano a junio de 2007 sitúan las pérdidas derivadas de los mayores precios de importación y de los mayores precios de exportación, en alrededor de $400 millones y $500 millones en 2007, lo que equivale entre un 2% y un 3% del déficit en balanza comercial de la región.
No obstante, a fin de año la referida pérdida podría ser superior a la estimada, si se considera la amenaza latente de fuertes incrementos en el precio del crudo para el segundo semestre de 2007.
En el caso de Costa Rica, las importaciones de bienes de capital están asociadas con el desarrollo inmobiliario y los preparativos de las compañías nacionales para competir en la economía globalizada.
Entretanto, la importaciones de bienes de consumo son el resultado de mejores ingresos de la población, bajas tasas de interés y la estabilidad cambiaria que las hacen muy atractivas,.
El déficit en balanza comercial regional se estima en aproximadamente el 17,5% del PIB, en tanto el déficit en cuenta corriente regional rondará el 5% del PIB como resultado del aporte de las remesas.
En Costa Rica el financiamiento de la cuenta corriente se espera que ocurra, mayoritariamente, por el lado de la inversión extranjera directa y el ingreso de capital oficial, que vendrán a aumentar las reservas internacionales netas de los bancos centrales, las cuales se prevé podrían alcanzar $16 mil millones a fin de año.
El Consejo Monetario considera que la disposición de dichas reservas puede contrarrestar los efectos de shocks negativos que puedan presentarse, sobre todo en lo que se refiere al comportamiento del precio internacional del petróleo. Sin embargo, no debe perderse de vista que los fuertes flujos de capital ingresando a las economías de la región son fuente de apreciación cambiaria nominal y real, lo cual afecta directamente la competitividad de las exportaciones y dificulta la conducción de la política monetaria.
Ver comentarios