Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Impopularidad agrava pérdida de poder de líder mexicano

Bloomberg | Viernes 24 junio, 2016

Este mes, el partido de Peña Nieto fue desalojado de las gobernaciones de cuatro estados que son bastiones tradicionales. Bloomberg/La República


 Pocas cosas están saliendo bien últimamente para el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, en tanto un terrible enfrentamiento este domingo entre la policía y un gremio que protestaba contra su emblemática reforma educativa es el recordatorio más reciente de la seguridad jurídica débil en el país y los retos que enfrenta su administración.
La violencia de esta semana entre la policía y el gremio de docentes, que se opone al sistema de evaluación para los educadores, dejó un saldo de al menos ocho civiles muertos y más de 100 heridos luego de una revuelta gremial que bloqueó rutas y el acceso al aeropuerto de Ciudad de México.
Este mes, el partido de Peña Nieto fue desalojado de las gobernaciones de cuatro estados que son bastiones tradicionales, y la semana pasada, grupos empresariales reprendieron a los legisladores de su partido por diluir un proyecto de ley anticorrupción. Los precios del petróleo en baja al comienzo de este año, que empujaron más abajo el peso, impusieron recortes en el gasto y ayuda financiera para el productor petrolero estatal, Petróleos Mexicanos.
Peña Nieto llega en este momento a 35% en una encuesta GEA-ISA publicada el miércoles, su nivel más bajo en un sondeo desde que está en funciones y una caída de nueve puntos porcentuales respecto del primer trimestre.
“Peña Nieto perdió capital político”, dijo Marco Oviedo, economista jefe para México en Barclays Plc. “La población ya no lo apoya como lo hacía en 2012”.
Peña Nieto, asumió la presidencia en 2012 con más de 38% de los votos, superando al segundo por más del 6% en una campaña de tres rivales principales, con promesas de reducir la delincuencia e impulsar el crecimiento económico. Su Partido Revolucionario Institucional, PRI, había gobernado anteriormente durante siete décadas hasta una derrota en el año 2000.
Su pérdida de poder de negociación incrementa el riesgo de que el Partido Acción Nacional, PAN, el mayor grupo opositor, logre reducir parte del aumento impositivo de 2013 y exija al gobierno recortar más el gasto, dice Oviedo. Contactada este miércoles por la tarde, la oficina de prensa del presidente se negó a hacer declaraciones en forma inmediata al ser consultada sobre la encuesta y los sucesos recientes.
Las consecuencias políticas para el partido de Peña Nieto se hicieron visibles este lunes por la noche, cuando Manlio Fabio Beltrones, que presidió el PRI en los últimos 10 meses, anunció su renuncia. Beltrones mencionó la derrota del PRI en las elecciones estatales del 5 de junio y la necesidad de que el partido cambie de rumbo.