Enviar
Viernes 19 Septiembre, 2008

Imagen verde de Costa Rica cuestionada

Ing. Quírico Jiménez M.
Ex diputado

“Frenar la autodestrucción” es el título del Editorial de LA REPUBLICA del 3 de setiembre, tomando como base no solo lo denunciado por este mismo medio meses atrás, sino lo anotado por las agencia AFP (Agencia Francesa de Prensa) y por el periódico Miami Herald. Este servidor incluso ha publicado los siguientes títulos referidos a este tema precisamente en LA REPUBLICA: El tema ambiental nunca ha sido prioridad, Autodestrucción de los acuíferos, Necesitamos un gobierno con visión de desarrollo sostenible, La situación ambiental en Costa Rica es grave, Desarrollo en las zonas costeras, La realidad sobre le ley de recurso hídrico Parte I y II) y Desprotección de las zonas de recarga acuífera. O sea son muchos los titulares que versan sobre este asunto y a mí particularmente no me extraña lo denunciado internacionalmente.
Costa Rica ya no puede tapar el sol con un dedo, nunca como antes el ambiente y los recursos naturales han estado tan amenazados como en la actualidad. Nuestro gobierno lamentablemente lleva otro rumbo en este campo, un rumbo que no es conveniente, un rumbo que solo premia la inversión extranjera, un rumbo que terminará con la famosa imagen verde que se ha vendido en el exterior. No cabe duda de que nuestro país tiene un doble discurso, una doble moral en este campo, aunque se promulgue la tan ansiada Paz con la Naturaleza.
Las constantes denuncias contra el mal uso de los recursos naturales en nuestro país es preocupante y la prensa así nos lo ha dado a conocer, incluso el Tribunal Ambiental Administrativo ha incursionado como gran novedad en este campo; sin embargo no nos quedemos solo con el mal uso de los agroquímicos y el anárquico desarrollo inmobiliario en nuestras costas, el problema ambiental es más profundo y más grave. Solo démosles una mirada a nuestros Parques Nacionales para darnos cuenta de que la situación es seria. Y qué decir de los bosques, la cacería, los desechos sólidos, la falta de planificación territorial, la contaminación del aire, y sobre todo la falta de una gestión adecuada de nuestro recurso hídrico como lo ha dado a conocer la misma Contraloría General de la República.
Que Costa Rica reciba estas noticias no representa solo una llamada de atención como se quiere minimizar, ahora son solo dos publicaciones, pero vendrán más, pues el mismo gobierno hace lo posible por quedar mal. Basta con analizar la promulgación de varios decretos ejecutivos trasnochados que atentan contra nuestros recursos naturales y nuestras áreas protegidas, y aunque parezca extraño todos han sido firmados por los jerarcas del MINAE (hoy MINAET), precisamente la entidad que tiene que velar por su protección. La luz aunque no le guste al gobierno no está amarilla sino que está en rojo desde hace muchos meses.