Enviar
Imagen ferial remozada



Cuarenta casas y ocho murales que bordean el campo ferial en Zapote reflejan desde ayer, múltiples pinturas alusivas a las tradiciones y costumbres nacionales. El proyecto es una iniciativa de la Municipalidad de San José que busca rescatar el valor de ese distrito josefino, y estuvo a cargo del artista costarricense Alberto Moreno Blanco. Las obras fueron elaboradas en acrílico y esmalte sobre concreto, hierro y madera, y tuvieron un costo de ¢10 millones.
Ver comentarios