Enviar
Viernes 7 Octubre, 2011

Ileana Balmaceda no está clavada al puesto

Solo Patricia Pérez del Movimiento Libertario, y no los “diputados”, fue quien le planteó a la doctora Ileana Balmaceda, Presidenta Ejecutiva de la Caja, si había considerado dejar el alto cargo, y la respuesta no se hizo esperar “las personas no pueden estar por encima de la institución, yo hago el mejor esfuerzo, fui nombrada por el Consejo de Gobierno y mi puesto está a disposición de la señora Presidenta de la República”.
Uno como profesional en comunicación sabe que un periodista no puede consignar todo lo que ve y oye, el reportero Esteban Arrieta hizo su labor, pero me parece importante complementar lo que se dijo en el Salón de Beneméritos de la Patria, que albergó la comparecencia de la jerarca de la Caja.
La doctora Balmaceda no se inmutó con la propuesta de su congénere del Movimiento Libertario y afirmó que ella no estaba pegada al puesto, por el contrario, se manifestó “hija de la seguridad social” y si tenía que regresar a cualquier cargo dentro de la institución, lo haría gustosa.
La visita de la doctora a la Comisión que investiga el quehacer de la CCSS dejó al descubierto su personalidad, ella no es política y por eso le sorprendió cuando doña Laura la llamó a asumir la presidencia de la institución.
Fiel a su estilo, llama las cosas por su nombre y cuando se trata de defender el patrimonio de la entidad hasta ha confrontado a algunos ministros, esto pocos lo saben, porque ella no es de hacer públicas sus diferencias.
El diputado Walter Céspedes le espetó que ella no estaría tomando algunas decisiones para no afectar al gremio al que pertenece y aunque el tiempo para las respuestas es poco, del cúmulo de preguntas formuladas por el legislador, fue al grano y con ejemplos como el bisturí a las disponibilidades, horas extras y guardias médicas, amén del nuevo reglamento en materia de incapacidades, dejó claro que ella está por encima de intereses gremialistas.
Ileana Balmaceda es una mujer valiente, desprovista de cálculos políticos, le está entrando a temas largamente pospuestos, como la resolución de la Procuraduría General de la República, que por más de una década dormía el sueño de los justos y ella rescató para poner orden en materia de incapacidades, que como por arte de magia logró el milagro de volver a miles de “enfermos” del sector público y privado a sus lugares de trabajo y con esto aumentar la fuerza productiva que tanto requiere el país.
Esta no es un defensa oficiosa de alguien que no la necesita, Ileana Balmaceda Arias se defiende sola, ella lo dejó claramente establecido ante los miembros del Primer Poder de la República, “nadie puede estar por encima de la institución”, si algunos otros asumieran esta gran verdad, posiblemente estaríamos dando pasos certeros para recomponer a tanta organización, que tiene a funcionarios ineficientes, abrazados como náufragos a un pedazo de madero.

José Luis Valverde Morales
Periodista