Enviar
Ike deja al menos 30 muertos en Haití


Puerto Príncipe y La Habana - Al menos treinta personas, entre ellas varios niños, murieron en inundaciones registradas por el paso del huracán Ike en la localidad haitiana de Cabaret, situada a 24 kilómetros al norte de Puerto Príncipe, informó la directora de Protección Civil, Alta Jean Baptiste.
También se produjeron 15 heridos y considerables daños en viviendas de la localidad, adonde se desplazaron equipos de Protección Civil para reforzar a la dotación local, Bomberos procedentes de Martinica, efectivos de Cruz Roja y unidades de la Misión de las Naciones Unidas para la estabilización de Haití.
Estas inundaciones se suman a las registradas en Gonaives, donde las aguas volvieron a subir tras el paso del huracán, como ya ocurriera a principios de esta semana, cuando la tormenta tropical Hanna azotó al país caribeño.
En la Habana, Cuba, cerca de un millón de evacuados, largas colas en los supermercados y movilizaciones para asegurar bienes económicos era el panorama que se veía ayer, a la espera de que el huracán llegara por noche a la isla.
El Instituto de Meteorología (Insmet) detalló que la trayectoria del huracán permitía prever que tocaría Cuba cerca de Punta Lucrecia, en la provincia oriental de Holguín.
Según fuentes oficiales se evacuaron más de 250.000 personas en Gamagüey, 143.000 en Santiago, 120.000 en Matanzas, 108.000 en Holguín, 44.000 en Cienfuegos, 35.000 en Guantánamo, al menos 14.000 en Las Tunas y muchos miles más en el resto del país.
En Varadero, primer polo turístico de la isla, unos 13.000 turistas fueron llevados a puntos seguros de ese balneario de la provincia de Matanzas y miles de personas más fueron evacuadas de otros centros turísticos cubanos.
No obstante, el huracán Ike redujo la velocidad de sus vientos a 195 kilómetros por hora, lo que le conviertió en un ciclón de categoría tres, antes de llegar a golpear la isla caribeña, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.
El “extremadamente peligroso” ciclón Ike rebajó la velocidad de sus vientos de 215 a 195 kilómetros por hora y conforme se aproxima a Cuba pueden registrarse nuevas fluctuaciones en la intensidad, aunque seguirá siendo un huracán de categoría mayor.
A su paso por el sudeste de las Bahamas, el Ike ha provocado grandes daños en las islas de Inagua y de Turkos y Caicos y el porcentaje de viviendas y edificios afectados varía del 50 al 80%.
Las autoridades locales consideran que no se conocerá con exactitud la magnitud de la devastación hasta hoy, una vez que haya pasado el ciclón.
Ver comentarios