Claudia Barrionuevo

Claudia Barrionuevo

Enviar
Lunes 3 Noviembre, 2008

Idolos o héroes

Claudia Barrionuevo

A pesar de que hace un par de semanas escribí sobre Latin American Idol y el caso María José, vuelvo al tema. En aquel momento no había leído una noticia que llamó poderosamente mi atención.
Resulta que según Orlando Cascante, jefe de Servicios Móviles del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la cantidad de mensajes de texto que los ticos enviaron para apoyar a la joven cantante superó considerablemente el número de los que se enviaron el 24 y 25 de diciembre del año pasado. El contrato firmado por el ICE, la empresa venezolana Net-People y Sony, le impide a don Orlando dar el dato concreto.
Pero según cálculos del periódico que publicó la información se enviaron 87 millones de mensajes. Cada uno de ellos tuvo un costo de $1 lo cual implica que entre muchos costarricenses se gastaron $87 millones. ¡$87 millones! ¿Es o no demencial?
Ese dinero no lo recibió María José. El 40% quedó en manos del ICE. Está bien. Esperemos que la suma se reinvierta en mejorar los servicios de telecomunicaciones.
El 60% restante fue a parar a la compañía Sony Entertainment Television. O sea que se trataba de un negocio personal que no benefició a los artistas costarricenses, ni a los pobres nacionales, ni a nadie más que a unos millonarios extranjeros. ¿Quién no lo sabía? Al parecer varios millones de latinoamericanos que no dudaron en “apoyar” a sus artistas preferidos.
Esos son los ídolos latinoamericanos.
Por fortuna para nuestro país todavía quedan héroes.
Tuve la oportunidad de conocer y conversar brevemente con el atleta nacional Nery Brenes. Compartí un rato con él cuando recibió el Premio Lámpara Dorada en el área del deporte que otorga anualmente el Colegio Internacional Canadiense.
Me impresionó su belleza externa, fiel reflejo de su calidad humana. Joven, hermoso, con una sonrisa que ilumina todo a su paso, Nery es de una sencillez y una humildad impresionantes. Como si no hubiera sido una hazaña haber llegado a ser el mejor latinoamericano de los 400 metros lisos en la pasada Olimpiada de Pekín.
Con escasos patrocinadores, proveniente de la provincia más pobre y abandonada de nuestro país, el muchacho de apenas 21 años logró superar más de un obstáculo objetivo hasta llegar al otro lado del mundo, a China y demostrar lo que se puede lograr con disciplina, perseverancia y deseo de superación.
No hace mucho —en marzo de este año— Nery donó los $8 mil que ganó en los Mundiales de pista cubierta Valencia 2008 a los niños más pobres de Limón, su provincia natal. ¡$8 mil! Un solo atleta, una sola persona regaló una cantidad de dinero importante ganado con su esfuerzo personal para ayudar a sus congéneres, a los pequeños que tal vez como él, logren salir de una sociedad difícil que da pocas o ninguna oportunidad a los jóvenes.
Al terminar la ceremonia de los premios Lámpara Dorada todos los estudiantes presentes le pidieron autógrafos y se fotografiaron con él. Yo también.

[email protected]