Enviar
Entidades involucradas culpan a jóvenes de destrozos en la sede universitaria en San Pedro y sus alrededores
Identificados 13 jóvenes por vandalismo en U Latina

• Se contabilizan al menos ¢19 millones de pérdidas entre la empresa organizadora del concierto y la infraestructura municipal

Pablo Mora
[email protected]

Los organizadores del concierto del grupo argentino Los Pericos enfatizaron su inocencia en cuanto a los actos violentos ocurridos en la Universidad Latina, que una turba ocasionó a ese centro superior y a sus alrededores.
Un grupo de jóvenes reaccionó de forma violenta al impedírseles ingresar al Festival Snickers Urbania, el pasado d
omingo en horas de la tarde.
Se contabilizan al menos ¢19 millones en pérdidas materiales entre la Municipalidad de Montes de Oca y la productora del espectáculo, Front Line Events. Esto sin tomar en cuenta los daños en la propia universidad, comercios y casas aledañas.
Representantes de las tres entidades involucradas aseveraron que toda la responsabilidad sobre los actos vandálicos recae en los 13 individuos que se logró identificar lanzando botellas o piedras de gran tamaño.
Por un lado, miembros de la empresa organizadora Front Line Events explicaron que se tomaron en cuenta las regulaciones impuestas por la ley y la Municipalidad para realizar el espectáculo musical, además de que contrataron “expertos en la materia” para asegurarse de que no se presentaría ningún imprevisto.
En la misma línea, voceros de la U Latina afirmaron que su edificio fue prestado para el desarrollo de la actividad, por la cual no cobraron ningún monto y que más bien fueron víctimas, por los ventanales quebrados, al tiempo que se aseguró la seriedad de la empresa encargada del evento “y que tiene amplia experiencia en la organización de grandes presentaciones artísticas”.
Finalmente, en la Municipalidad de Montes de Oca consideraron que la firma Front Line Events cumplió con todos los requisitos interpuestos, lo cual evidenciaba que esa actividad estaba en regla.
Los cuestionamientos comenzaron a surgir durante la conferencia de prensa celebrada —en conjunto por representantes de los tres entes involucrados— ayer en ese ayuntamiento.
Por ejemplo, en la empresa organizadora aseguraron que la cantidad de personas que podían entrar al parqueo donde se celebraría el concierto estaba regulada, pese a que su ingreso era gratuito y a que no existía ningún control para saber cuánta gente se encontraba dentro del lugar donde se llevaría a cabo el e
vento.
“No se podía determinar el número de entradas, pero especificamos que la actividad era para 7 mil personas, aunque era difícil saber si ese era el número”, dijo Olman Briceño, representante de Front Line Events y Snickers.
Por otro lado, gran parte de la responsabilidad de que la turba se saliera de control fue asignada a la respuesta presuntamente tardía de la Fuerza Pública, de acuerdo con Briceño y Fernando Trejos, alcalde de Montes de Oca.
Ambos coincidieron en que el problema de seguridad ocurrió “fuera de las instalaciones” de la U Latina y que la respuesta de la policía ocurrió “en un determinado momento”.
“Es al Estado al que le corresponde velar por la seguridad en la vía pública, aunque no responsabilizo a la policía de los destrozos, culpo a las 13 personas detenidas. Lo externo es tarea del Estado, aunque no puedo atreverme a decir que este falló”, comentó Trejos.
Tal argumento no quedó claro, pues existían 60 miembros del cuerpo policial destacados en los alrededores de la zona, los cuales fueron reforzados al poco tiempo después de haberse iniciado la trifulca, señaló Randall Picado, subdirector de la Fuerza Pública.

Ver comentarios