Enviar
Lunes 17 Enero, 2011

ICE y Racsa, listos para competir

I. Un marco legal para competir con éxito

En el Gobierno anterior (2006-2010), antes de promover la aprobación de la Ley de Apertura del Sector de las Telecomunicaciones, nos propusimos fortalecer al ICE y a sus empresas (Racsa y CNFL) mediante la creación de un marco legal que les permitiera competir con éxito.
Dictamos un Decreto Ejecutivo que liberó a estas entidades de las amarras administrativas que limitaban sus inversiones; y debido a esto el ICE, RACSA y la CNFL realizaron más inversiones y se prepararon para contratar un personal remunerado con buenos salarios, altamente capacitado para la apertura.
Además, se negoció con éxito sacar al ICE y sus empresas de la “muestra del Fondo Monetario Internacional (FMI)” para que estas instituciones pudieran invertir sin afectar el equilibrio financiero del país. Con ello, se eliminó la principal traba que había afectado el desarrollo de las obras en generación de energía y telecomunicaciones.

II. Propiciar el desarrollo en tecnología de telecomunicaciones

Al promover la aprobación de una Ley de Fortalecimiento del ICE y sus empresas, que las dotó de un marco de contratación más flexible y ágil, y de la posibilidad de establecer alianzas estratégicas con terceros para ampliar sus negocios y/o darle mayor robustez a sus propias capacidades técnicas y operativas, se logró propiciar que estas instituciones emblemáticas de Costa Rica vieran fortalecidas su autonomía, capacidades competitivas y habilidades para continuar satisfaciendo las necesidades de los costarricenses en materia de telecomunicaciones.
Gracias a ello, hace pocos días, las actuales autoridades del ICE y Racsa anunciaron que esta última empresa podrá prestar servicios de televisión por cable, voz sobre IP (VoIP), además del tradicional servicio de Internet. Sumado a ello, Racsa construirá una red de fibra óptica de gran capacidad para transportar sus servicios y los del ICE, y arrendarla para que otros operadores puedan llegar hasta sus clientes finales pagando a Racsa un peaje por usar su red.
Junto a esos nuevos servicios, Racsa cuenta con dos nuevas plataformas: una para ofrecer servicios de información telefónica y otra para servicios de internet en la nube, así como una red Wimax y Wifi internet inalámbrico, internet vía satélite y conexión al mundo por medio del Cable Global Crossing que complementa sus conexiones por los cables Maya y Arcos.

III. La vía costarricense: Sistema mixto y estado solidario

Este conjunto de buenas noticias confirma nuestro compromiso de crear el marco legal, tecnológico y operativo necesario para que el ICE y Racsa puedan competir con éxito ante nuevos operadores, y que Costa Rica, por medio de estas dos empresas de propiedad pública, consolide un sistema de prestación de servicios de telecomunicaciones de punta con la participación de operadores públicos y privados. Fortalecer y desarrollar ese sistema mixto de propiedad pública y privada en telecomunicaciones, es un rasgo irrenunciable de la evolución social costarricense y de su estado solidario, como lo muestran los casos de la banca, los seguros y la educación, donde también operan actores públicos y privados. Constituye, sin lugar a duda, la vía para que el país alcance competitividad y desarrollo en las telecomunicaciones del siglo XXI.

IV. Lo que sigue

Las acciones antes reseñadas fortalecimiento del ICE y RACSA y apertura del mercado tienen como objetivo principal colocar las tecnologías de la comunicación al servicio del mayor número de costarricenses. Queremos que esas tecnologías sean medios y herramientas de uso cotidiano para acceder al conocimiento y, por esa vía, potenciar el desarrollo de la más importante fortaleza del país: el capital humano extraordinario con el que cuenta el país para acometer con éxito la faena de alcanzar el crecimiento económico sostenido y la plena justicia social. Esa ha sido siempre la verdadera razón de nuestros esfuerzos en esta materia.

Lic. Rodrigo Arias Sánchez