Enviar
Factura petrolera de este año será de $160 millones
ICE pagaría $18 millones más en combustibles

• Plantas térmicas alquiladas por el Instituto contribuyen a aumentar la compra de hidrocarburos
• País requiere 200 megavatios más para atender la demanda de este año

Danny Canales
[email protected]

Para garantizar que la luz llegue a todos los rincones del país durante este año, se tendrá que invertir más.
Eso porque se necesitará quemar más combustible para generar energía.

La electricidad producida con diésel o búnker es conocida como térmica.
Debido a los altos costos de los derivados del crudo esa energía es hasta tres veces más cara que la elaborada a base de agua o viento.
Solo este año el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) pagará $18 millones más en la compra de combustibles con relación al año anterior.
La factura petrolera de la institución para este año sería de $160 millones, estimó José Joaquín Azofeifa, subgerente de Energía del ICE.
Ese monto comprende el combustible y aceites para la operación de las plantas térmicas y la flotilla de vehículos.

Por su parte, el año pasado el Instituto pagó $142 millones en la compra de derivados del petróleo.
El aumento del presupuesto para la compra de hidrocarburos responde a la necesidad que hubo de alquilar dos plantas térmicas.
Ambos proyectos generarán 200 megavatios, que es la cantidad de electricidad que se requiere para atender la demanda este año, sobre todo en verano, cuando hay menos agua para generar energía.
El ICE recurrió al arrendamiento de plantas ante la escasez energética que enfrentó el año pasado y que provocó cortes eléctricos en todo el país.
Ese fenómeno se dio debido al atraso en la entrada de operaciones de la planta térmica Garabito.
Dicho proyecto debió iniciar funciones en 2006, pero el ICE lo canceló luego de que el Gobierno le impusiera límites en su gasto.
Ahora la expectativa del Instituto es volver a licitar el proyecto durante este año, para que entre a operar en 2010.
La nueva planta térmica aportará los 200 megavatios que se requieren y tendrá un costo de $242 millones, estimó el ICE.
Paralelamente el Instituto promueve un plan para construir nuevas plantas hidroeléctricas.
Esa energía se produce a partir del agua y es la más barata que existe actualmente en el mercado, debido a que el país cuenta con la materia prima.
Mientras un kilovatio producido con agua cuesta $0,08, el generado con petróleo va desde $0,12 a $0,35, según el ICE.
No obstante su mayor costo, el Instituto se inclinó por alquilar plantas térmicas debido a que son más rápidas de instalar, dijo Azofeifa.
Mientras una planta térmica se pone en marcha en tres meses, las hidroeléctricas tardan hasta cinco años, expuso el funcionario.
El costo adicional que invierte el ICE en la compra de hidrocarburos lo recupera con el cobro de tarifas más altas.
Incluso en este momento la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos discute una fórmula de tarifas que reconoce el monto adicional que invierta el ICE en la compra de combustible.
Ver comentarios