Enviar
Trabajadores objetan contingencia eléctrica, jerarcas la defienden
ICE dividido por dentro

Plan amplía la participación privada en la generación eléctrica

La contingencia eléctrica que presentó la presidenta Laura Chinchilla a discusión de los diputados divide a trabajadores y autoridades del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
El fraccionamiento se acentuó ayer cuando, por un lado un grupo de trabajadores de la entidad marchó hacia la Asamblea Legislativa para presionar en contra del plan y, por el otro, los jerarcas alababan las bondades del proyecto de ley.
La propuesta es vista por Chinchilla como la salvación para evitar que el país sufra de apagones en el mediano plazo, debido a que la demanda energética crece a un ritmo mayor que la producción nacional.
Es por ello que sugirió ampliar la participación de la empresa privada en la generación de electricidad con recursos renovables y crea el segmento de altos consumidores, el cual podrá ser atendido por privados.
No obstante, el argumento de la mandataria no convence al sindicato ni al grupo de trabajadores del ICE que se acogió al paro de labores ayer, quienes ven en la iniciativa una nueva estrategia para debilitar a la institución y entregar los recursos naturales al capital privado.
“El país no está amenazado de apagones, la misma Presidenta ha destacado que este año el aumento de la producción eléctrica está por encima de la demanda”, comentó Fabio Chaves, líder sindical del ICE.
Por esas razones un grupo de iceístas marchó ayer hasta la sede del Congreso para pedir a los diputados que no aprueben la contingencia y abran un debate nacional sobre cuál es el modelo eléctrico que necesita el país.
Pero al otro lado la propuesta de emergencia eléctrica es un instrumento sumamente valioso para asegurar que, en los próximos años, se asegure el suministro de electricidad confiable y de precio razonable para el país, afirman quienes manejan al ICE.
Este instrumento jurídico ayudará al país a evolucionar hacia mayores porcentajes de uso de energías renovables provocando la disminución de la dependencia del petróleo para producir energía, afirmaron ayer las autoridades del ICE, al mando de su presidente Teófilo de la Torre, luego de la marcha.
En Cuesta de Moras también hay división. Liberación y los libertarios apoyan el plan, pero Acción Ciudadana lo refuta.
Por qué desconocer a la empresa privada que es el mayor generador de empleo en el país, dijo Carlos Ricardo Benavides, ministro de la presidencia.
El plan le genera al ICE un hueco del 20% de sus ingresos, alegó Manrique Oviedo, diputado del PAC.

Danny Canales
dcanales@larepublica.net

Ver comentarios