Enviar
BID aprobó $500 millones para institución

ICE recibe oxígeno para sector eléctrico

• Recursos se invertirán en mejoras del sistema y estudios para nuevas plantas
• Entidad requiere invertir $6 mil millones en diez años para atender demanda

Danny Canales
[email protected]

Costa Rica recibió un paliativo económico para combatir la crisis eléctrica que arrastra desde hace dos años.
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó $500 millones para invertir en energía.
Como compromiso el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) deberá aportar una contrapartida de $120,4 millones.
Con esos recursos se modernizará el equipo actual, se estudiará la construcción de nuevos proyectos y se mejorará la calidad del servicio.
Este es el segundo crédito que le concede el BID a Costa Rica en un año. En noviembre de 2007 la entidad le había otorgado $380 millones para refinanciar créditos viejos a un mejor interés.
Los fondos son un calmante pero no la solución a la crisis, reconoció Marcelo Valenzuela, especialista en energía del BID.
En ese sentido Pedro Pablo Quirós, presidente del ICE, reconoció que la institución requiere $6 mil millones para atender el auge de la demanda eléctrica.
Esa inversión se debe realizar en una década; es decir un promedio de $600 millones anuales, detalló el funcionario.
Con esa inversión se atendería el faltante de 200 megavatios que padece el país en la actualidad y el crecimiento del 5,4% anual del consumo eléctrico que se promedia.
Se estima que para cubrir a los nuevos clientes se requiere instalar por año al menos 200 megavatios; es decir que en una década se habrá duplicado la capacidad de producción.
Valenzuela y Quirós reconocieron que las condiciones del crédito ofrecido al ICE son muy ventajosas para el país.
Por ejemplo, la tasa de interés inicial es del 5%, ajustable semestralmente; el plazo de la amortización es de 25 años con cinco de gracia. Además, el desembolso se haría en un periodo de cinco años.
La aprobación del crédito recaerá ahora en la espalda de los diputados.
De acuerdo con el cronograma, los legisladores tendrían que avalar los recursos antes del 1º de enero, aseguró Quirós.
“Si no se hace en esa fecha tendríamos que pedir una prórroga al BID y yo creo que el banco está cansado de dar prórrogas a Costa Rica”, comentó el jerarca del ICE.
El ICE tiene un récord perfecto en sus créditos con el Banco Interamericano de Desarrollo. De ahí las facilidades que recibe la institución, resaltó Quirós.
La meta del Instituto es ir sustituyendo las plantas térmicas por equipo que opere a base de recursos naturales renovables.
En ese sentido, con los fondos del BID se afinarán los estudios para la construcción de dos grandes proyectos hidroeléctricos: Diquís y Reventazón, adelantó Quirós.
La crisis energética que atraviesa el país es consecuencia del atraso en la construcción de nuevos proyectos eléctricos y la falta de recursos para comprar combustible para la generación térmica.
Según Quirós, en caso de que no se le reconozcan vía tarifas a la institución unos ¢50 mil millones que ha gastado de más en diésel, se corre el riesgo de nuevos apagones a partir del verano.
La mayor representación de la escasez eléctrica se produjo al final del verano del año pasado, cuando se registraron cortes eléctricos por más de una semana.


Ver comentarios