Enviar

Huecos y falta de señalamientos

 

La Asamblea legislativa intenta concluir lo más rápido posible los procedimientos restantes para aprobar una nueva Ley de Tránsito en busca de cambiar la alarmante situación de muertes y heridos en calles y carreteras del país.

Una nota de LA REPUBLICA ayer detalla sobre mociones por el fondo pendientes aún de discusión para dejar el texto dictaminado, a fin de que el proyecto de ley esté la semana próxima en el orden del día del Plenario y se inicie ahí su discusión por el fondo.

La nueva ley endurecería las penas y multas para quienes conduzcan de forma temeraria, en ebriedad, o causen la muerte a una persona por conducir en este estado, entre otras.

No obstante, se debe señalar que no solo es necesario endurecer medidas hacia los conductores sino también llevar a cabo otras acciones y generar un cambio de actitud sin lo cual difícilmente se llegará a una baja real y considerable de los accidentes de tránsito con muertos y heridos como consecuencia.

Del mismo modo que se les exigirá cumplir con su responsabilidad a quienes conducen un vehículo, se debe exigir al Gobierno que cumpla con la parte que le corresponde en cuanto al mal estado de las calles y carreteras, la falta de señalización en muchas de ellas, entre otras serias fallas en el mantenimiento de las vías del país.

Es precisamente para dar ese adecuado mantenimiento que los dueños de vehículos pagan año a año impuestos para obtener el derecho de circulación. Un derecho a circular por calles en buenas condiciones, que debería ser respetado.

Conductores y gobierno fallan en el cumplimiento de sus deberes. ¿No habrá exigencia de responsabilidad para el segundo? ¿Por qué los propietarios de vehículos deben gastar sumas considerables en arreglar sus carros por daños ocasionados por los huecos y el mal estado de las calles si pagan impuestos para que estén en perfectas condiciones? Esquivar un enorme hueco ha sido, en muchas oportunidades, la causa de un accidente vial.

Por último, es indispensable recordar que en este país abundan las leyes pero no así las medidas para su debido cumplimiento. Sería lamentable que se apruebe una nueva Ley de Tránsito solo para que pase a engrosar el paquete de todas aquellas que están solo en la letra y esto podría ocurrir si no se ha trazado la debida estrategia para vigilar su cumplimiento y para generar un cambio de actitud en la población que conduce.

Ver comentarios