HP puede desintegrarse
Enviar
HP puede desintegrarse

El descontento en relación con el cambio estratégico de Hewlett-Packard Co. la ha hecho más barata que cualquier otra empresa de tecnología del mundo, lo que convierte a la mayor firma fabricante de computadoras en posible blanco de una absorción.
Hewlett-Packard perdió más de $10 mil millones en valor de mercado luego de anunciar que escindirá su división de computadoras personales, comprará Autonomy Corp. y suspenderá el plan de instalar su software móvil en aparatos. La caída de 20% redujo la valuación de Hewlett-Packard, que tiene sede en Palo Alto, California, a 5 veces las ganancias estimadas, alrededor de 70% menos que el promedio de las compañías de tecnología, según datos que recopiló Bloomberg.

Desde que Leo Apotheker se convirtió en máximo responsable ejecutivo de la empresa en noviembre, los accionistas de Hewlett-Packard han tenido pérdidas conforme la compañía caía cinco veces más que la competencia y enfrentaba su primera declinación de ganancias en más de 10 años.
Ahora puede atraer compradores que buscarían descomponerla y adquirir las piezas, según Solaris Group LLC. La división de servidores impulsaría una quintuplicación de las acciones de Oracle Corp. y contribuiría a convertirla en la mayor fabricante del hardware.
La división de impresoras de Hewlett-Packard, que es un 70% más rentable que la compañía en su conjunto, también puede atraer a firmas privadas, dijo Fiduciary Trust.
“En este momento el valor parece en extremo atractivo”, dijo en entrevista telefónica Michael Mullaney, que contribuye a la gestión de $9.500 millones en Fiduciary Trust en Boston, lo que comprende acciones de Hewlett-Packard. “Para la compañía adecuada, probablemente tenga sentido una absorción. Alguien podría comprar por lo menos partes de la firma”.
Hewlett-Packard “parece ser un barco sin timón en este momento”, dijo Mullaney. Bill Wohl, un vocero de Hewlett-Packard, dijo que la compañía no hace declaraciones sobre rumores ni especulaciones.
Hewlett-Packard abandona la producción de PC nueve años después de la adquisición de Compaq Computer Corp., que la llevó a la cima del sector. También da marcha atrás respecto de un plan de instalar el software WebOS, que obtuvo en la compra de Palm Inc. el año pasado, en todas las computadoras de Hewlett-Packard, incluidos teléfonos inteligentes y tablets.
En el caso del sector de PC, “lo escindiremos, y eso debería liberar el valor de los accionistas”, dijo el presidente, Ray Lane, en entrevista telefónica. Lane agregó que él y Apotheker dedican la semana a hablar con inversores de todo el mundo que puedan querer tener acciones de Hewlett-Packard durante mayor plazo.
La compañía también acordó la semana pasada pagar una prima de 59% del promedio de los 20 días anteriores de negociaciones de Autonomy para comprar la empresa de Cambridge, Inglaterra, en lo que constituyó el cuarto acuerdo más caro de servicios o software empresarial: más de $1 mil millones, según datos que recopiló Bloomberg.

Los Angeles

Ver comentarios