Enviar
Cambios al contrato para reanudar obras quedó avalado
Houston Airport asumirá el Juan Santamaría el 1 de julio
• Nueva empresa administrará el Juan Santamaría hasta 2026
• Terminal de pasajeros y salas de abordaje deberán estar listas en un año


Danny Canales
[email protected]

Houston Airport System (HAS) asumirá la operación y ampliación del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría a partir del 1° de julio.
Eso será posible luego de que la Contraloría aprobara ayer las modificaciones al contrato aeroportuario en las que se fijaron las reglas que regirán al nuevo operador.
No obstante, la autorización estuvo condicionada al cumplimiento de un pliego de requisitos, muchos de los cuales deben quedar resueltos antes de que el nuevo operador tome el aeropuerto.
Con la resolución favorable del órgano contralor será cuestión de días para que HAS complete la compra del 95% de las acciones del proyecto que están en manos de los socios de Alterra.
En el nuevo marco legal avalado ayer, se amplía en cinco años el plazo de la concesión, lo que le entrega a HAS el manejo del Juan Santamaría hasta 2026.
También se actualizan el cronograma de obras y el plan maestro, se incorporan un nuevo modelo de proyecciones financieras y reglamentación en relación a la sustitución de casas matrices y el traspaso de las acciones del aeropuerto.
Pero en caso de que HAS cometa una falta grave, el Estado deberá rescindir de forma inmediata el contrato y asumir la operación de la terminal.
El mismo día en que tome las riendas del aeropuerto, HAS deberá reanudar los trabajos pendientes.
La nueva terminal de pasajeros, uno de los bloques de las salas de abordaje y la subestación eléctrica las deberá tener listas y en operación a más tardar en un año.
Por su parte, la conclusión de los otros dos bloques de las áreas de abordaje deberá estar lista en un plazo de 18 meses, confirmó Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes.
Para financiar esos trabajos, el nuevo operador asegura tener $40 millones en mano y la Corporación Financiera Internacional (IFC) le permitirá que utilice los recursos que genere el aeropuerto en obras.
Una vez concluidos estos trabajos, se deberá definir la siguiente etapa de la construcción que consistirá en la ampliación de la terminal hacia el oeste y en donde se espera invertir otros $150 millones.
Sobre las condiciones que exigió la Contraloría, las autoridades no ven que se pueda presentar ninguna complicación.
Lo primero que se hará a partir de la semana entrante es notificar a Alterra sobre el pago de una multa por $9,8 millones por incumplimientos graves del contrato, afirmó Roy Ramos, director legal del Organo Fiscalizador del contrato aeroportuario.
Además se debe garantizar que HAS pague la deuda que aún mantiene Alterra con el IFC por los $90 millones que le prestó para que financiara la construcción y que cumpla los compromisos que asumió en el plan de remediación del proyecto.
En ese sentido, Adolfo Lobo, fiscalizador general del proyecto, dijo que aunque se fijó un plazo de dos años para que se consume el pago de la deuda, hay muchas posibilidades de que eso se dé “a muy corto plazo”, pues existen negociaciones avanzadas con la Corporación de Inversiones Privadas en el Exterior para que facilite el crédito.
También el ente contralor exigió que la sustitución de las casa matrices y la cesión de las acciones del proyecto deben completarse antes del 1° de julio.
Otro compromiso que ordenó la Contraloría es completar el traslado de las instalaciones que tienen la Refinadora Costarricense de Petróleo y Coopesa al oeste, para tener listo el terreno para cuando se necesite ampliar la terminal.
Alterra debió recurrir a la venta de la mayoría de sus acciones del aeropuerto debido a que el Estado abrió un proceso de terminación anticipada del contrato ante la incapacidad financiera para terminar la construcción de las obras en el aeropuerto y a la vez pagar el crédito pendiente.
Como salida, la compañía conversó con varios grupos operadores de aeropuertos en América y se inclinó por HAS para que asumiera el proyecto. El anuncio sobre el trato trascendió en mayo del año pasado.
Debido a los problemas que ha enfrentado Alterra a lo largo de los ocho años y 23 días al frente del Juan Santamaría, la conclusión de las obras suma cuatro años y nueve meses de atraso.
Ver comentarios