Enviar
Hora de verdades
Se inician los cuartos de final que perfilarán a los favoritos para campeón

Holanda-Brasil, lo que bien podría haber sido una final, se enfrentarán hoy a las 8 a.m. en cuartos, en un partido que, sin menospreciar lo que puedan hacer Uruguay o Ghana (el otro juego de hoy, a las 12.30 p.m.), perfilará sin duda al favorito por este lado de la llave.
Queda la impresión de que ambos equipos todavía no han mostrado su nivel óptimo pese a que —y principalmente Brasil— han transitado sin mucho problema por este mundial: Holanda derrotó con autoridad pero sin excesos a daneses, japoneses, cameruneses y eslovacos, mientras Brasil hizo lo mismo con norcoreanos y marfileños, un empate de relax sin goles con Portugal y una paliza a Chile.
En un partido que exigirá entrega, el técnico holandés
Bent Van Marwijk, deberá pedir a sus chicos entrega total, pero a la vez cautela pues tiene siete jugadores con la sombra de la tarjeta amarilla sobre sus espaldas. Brasil también tiene, y uno de ellos, quizá el principal miedo radica en Kaká, que ya cumplió sentencia por dos amarillas y de regreso acumuló la tercera, él o el mismo Arjen Robben, la estrella holandesa, podrían quedar fuera de semifinales si ven de nuevo el color amarillo.
Dunga no podrá contar con Ramires, fuera tras acumular dos tarjetas amarillas, aparte de las lesiones de Elano, Felipe Melo y Julio Baptista.
Lo cierto es que el mundo del fútbol espera mucho de este partido y los actores tienen con qué no decepcionar.
El otro juego se las trae; el único sobreviviente del continente anfitrión, Ghana, que lógicamente tendrá muchísimo apoyo desde las gradas, con la revelación de América, Uruguay, que ganándole a Costa Rica en el repechaje entró a la fiesta dejando los pelos en el alambre.
Uruguay, una defensa férrea y dos hambrientos de gol como Forlán y Suárez adelante; Ghana, desde la conducción de su capitán Sthepen Appiah, una selección impredecible.
Oscar Tabarez tiene el peso de la euforia que se ha desatado en Uruguay, donde ven accesible llegar a semifinales y no quiere, bajo ninguna circunstancia, que su equipo se tome más confianzas de la cuenta.
Forlán y Suárez tienen la llave para “descomplicar” el juego, pero igual, los africanos por la individual pueden sembrar mucho peligro en la zona baja charrúa en la que no estará el central titular Diego Godín, que será sustituido por Mauricio Victorino.
Por su parte, Appiah, dice que su equipo pasa el día “cantando, bailando y sonriendo”, pero mientras tanto su técnico serbio Milovan Rajevac busca sustituir a sus dos bajas obligadas por sanción, la del defensor Johnatan Mensah y el volante Andre Ayew. Esta situación puede propiciar la entrada en el equipo de Tagoe y a Appiah en el centro del campo, por lo que Hans Sarpei actuaría en el lateral izquierdo de la retaguardia de Ghana.
Los futbolistas uruguayos no piensan en los penales como posible solución del encuentro, aunque su guardameta Fernando Muslera ha recordado recordó que se considera un arquero intuitivo en esos lanzamientos y que en el fútbol italiano ya ha detenido siete.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios