Enviar
Honduras firma incorporación a Petrocaribe

Presidente hondureño enviará el contrato al Congreso Nacional para que lo ratifique o rechace

Tegucigalpa
EFE

Manuel Zelaya, presidente de Honduras, firmó ayer el contrato para la incorporación de su país al programa Petrocaribe, mediante el cual Venezuela le venderá combustible al menos durante un año con facilidades de pago.
Zelaya firmó el documento en un acto celebrado en la Casa Presidencial, después de que su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, lo suscribiera el sábado anterior en Caracas.
El gobernante hondureño anunció que hoy enviará el contrato al Congreso Nacional para que lo ratifique o lo rechace, y no precisó el monto del endeudamiento que Honduras adquirirá con Venezuela.
Chávez dijo el pasado 15 de enero, durante una visita a Tegucigalpa, que el suministro sería por “$730 millones al año”.
A pesar de que en Honduras requiere la ratificación legislativa, el documento establece que “la entrada en vigor de este acuerdo se considerará a partir de la firma de este instrumento”.
Además, “este acuerdo podrá ser modificado o denunciado cuando el interés del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela así lo exija”, según el texto leído durante el acto por el canciller hondureño, Milton Jiménez.
Zelaya afirmó que el contrato “no excluye ninguno de los derechos que tiene Honduras; en el momento que ya no se quiera adquirir ese petróleo, esos derivados del petróleo, inmediatamente se deja de comprar”, aunque reconoció que “Venezuela pone sus reglas”.
Agregó que su Gobierno o el que le suceda en 2010 podrán revocar o mantener el contrato con Venezuela de acuerdo con sus conveniencias.
El contrato “permanecerá vigente por un período de un año y se renovará automáticamente por períodos iguales y sucesivos”, según el texto.
Como miembro de Petrocaribe, Honduras recibirá 20 mil barriles diarios de búnker para generación de energía térmica con el pago del 60% en 90 días y el 40% en 25 años de plazo con dos años de gracia y uno por ciento de interés interanual.
Este 40 por ciento pasará a un fondo de financiación para obras gubernamentales en Honduras.
Ante las dudas de diversos sectores sobre que haya corrupción en el manejo de este fondo, el gobierno de Zelaya determinó que el Banco Central de Honduras lo administre en un fideicomiso supervisado por una comisión independiente.
Honduras podrá pagar parte del búnker a Venezuela con productos, bienes y/o servicios, al igual que lo hacen otros miembros de Petrocaribe, comentó Zelaya, quien minimizó las críticas y dudas vertidas en su país ante este acuerdo con Chávez.
El Gobierno hondureño trasladará el búnker venezolano a las compañías privadas que le venden energía térmica a la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica, con el fin de abaratar sus costes, pues atraviesa una grave crisis financiera.
Zelaya, sin embargo, no ha dicho si esta operación abaratará las tarifas de energía eléctrica, que a finales de 2007 aumentaron en 10 por ciento para el sector industrial, mientras que se quitó un subsidio a consumidores de clase media-baja.
Honduras fue aceptado el 23 de diciembre pasado como miembro número 17 de Petrocaribe, impulsado por Chávez desde 2005 para vender petróleo venezolano en condiciones de pago blandas, pero debía completar el proceso de incorporación efectiva.
El Parlamento hondureño autorizó el pasado jueves a Zelaya para firmar el contrato con Venezuela y ahora debe ratificarlo o rechazarlo.
Ver comentarios