Enviar
Martes 13 Mayo, 2014

El entorno cambió y llevaron ventaja los que en tiempo, han repensado el marketing político, saben escuchar y actúan de conformidad, haciendo mercadeo que las personas amen


Hombre de decisiones o mujer intransigente

En un conocido programa venezolano sería “Guerra de los Sexos”. Acá el péndulo parece gravitar entre posiciones disímiles, casi que respondiendo al sexo del o la primera ciudadana de la República.
La señora Presidenta, designada como la twitera del 2013, no pudo con el estigma de su condición de mujer (nótese que ni su relevancia en Vanity Fair, sumó en el popularímetro cibernético).
En el tanto, el señor Presidente electo, ganador del “social media” en estas elecciones, le suma a un lenguaje simple, acciones revestidas de naturalidad y un buen timing en la gradualidad y entonación de sus apariciones públicas.
Tenemos entonces, que factores como gerencia de la estrategia de comunicación digital, talento para escribir el mensaje, la respuesta o el “meme” correcto y la sensibilidad para “sentir” lo que este ecosistema quiere escuchar, fueron mandatorios en este mundo de duendes y avatares.
El entorno cambió y llevaron ventaja los que en tiempo, han repensado el marketing político, saben escuchar y actúan de conformidad, haciendo mercadeo que las personas amen.
Lo que hace apasionante este nuevo ecosistema, es lo poco que hemos estudiado sobre él.
Encuentro apoyo para esta declaración, al escuchar “casi la confesión” de un connotado asesor de políticos, quien se mostrara en una entrevista en televisión nacional, abrumado y desarmado, por un par de “posts” que se transformaron en virales, por su contenido y por su potencial, para generar un movimiento y claramente una voluntad colectiva, expresada en los días posteriores, en una tendencia incontrolable en contra de las aspiraciones del partido de gobierno.
En el caso de la presidenta Chinchilla, habrá que esperar un lustro, para empezar a sopesar el juicio de la historia y ponderar su legado, ya borrado todo rescoldo de animadversión hacia su persona política (es lo que vemos hoy con respecto a la “opinión no negativa” sobre la gestión del expresidente Pacheco 2002-06 y la presencia significativa de “sus ministros” en la Administración Solís).
El ecosistema del “social media” se encuentra en un momento de auge. Es joven para continuar creciendo, pero con la experiencia necesaria para aprender de los errores.
El viento sopla a favor del popular presidente Solís y será necesario mantener el andamiaje y sobre todo, continuar realizando investigación de este nuevo mercado de comunicación, para sostener altos los índices de aprobación. No sabemos si la tasa de desvalorización del capital político, sufrirá en porcentajes similares al que experimenta un “carro de paquete” al salir de la agencia y cruzar el umbral de la calzada. Por lo pronto, ¡todo está por verse!

Giovanny Portuguez

Empresario de software
www.connexis.wordpress.com