Hollande enfrenta prueba sobre empleo
Enviar
Hollande enfrenta prueba sobre empleo

Las compañías francesas corren el riesgo de perder más de 15.000 empleos en los próximos meses, en lo que constituye una prueba de la determinación del presidente socialista François Hollande de impedir los despidos.
Empresas desde Carrefour SA y Peugeot SA hasta Air France-KLM y Vivendi SA reorganizan sus operaciones para contrarrestar el menor crecimiento en momentos en que la economía local y europea se desacelera.
La campaña presidencial llevó a muchas compañías a postergar los planes de reducción de puestos de trabajo a los efectos de evitar convertirse en tema de la campaña. Ya atrás las elecciones del 6 de mayo, podría comenzar la ola de despidos, dicen los sindicatos.

El índice de desempleo es el más alto en 12 años, lo que llevó a Hollande, que entrará en funciones hoy, a decir que hará lo necesario para evitar los despidos. Su compromiso enfrenta un primer desafío luego de que Georges Plassat, designado máximo responsable ejecutivo de Carrefour, iniciara la semana pasada conversaciones con los sindicatos de la segunda mayor firma de venta minorista del mundo. Carrefour pronosticó menores ganancias cinco veces en los últimos seis trimestres a pesar de no haber reemplazado a las 3.000 personas que abandonan la empresa cada año.
“El temor es que esas pérdidas aumenten y sean más brutales”, dijo en una entrevista Bruno Moutry, un representante sindical de la Confédération Française Démocratique du Travail, o CFDT. “Queremos detener esta hemorragia”.
La empresa automotriz Peugeot ha dicho que en los próximos meses podría haber despidos. Dijo que su planta de Aulnay-sous-Bois, cerca de París, que fabrica el compacto Citroën C3 de 12.800 euros ($16.500) y da empleo a unas 3.300 personas, tiene un “problema de competitividad” y puso en cuestión su futuro más allá de 2014.
En la industria telefónica, el organismo regulador Arcep dijo en marzo que las empresas podrían eliminar 10.000 empleos para contrarrestar la competencia del nuevo servicio móvil de Illiad SA.
Vivendi congeló las contrataciones en la división telefónica SFR y podría dar a conocer antes de fin de junio planes para una mayor reducción de empleos.
Francia ha perdido más empleos industriales que cualquier otro país europeo en los últimos 10 años. Su índice de empleo, que mide el porcentaje de gente que tiene trabajo, es más bajo que los de Alemania, Austria, los Países Bajos y Portugal, según el centro de análisis económico Coe-Rexecode.
“Francia tiene problemas estructurales muy complicados, sobre todo en lo relativo a la gran cantidad de jóvenes sin mucha calificación que buscan su primer empleo”, dijo Bruno Cautrès, un analista político de Cevipof, un centro de análisis político en París. “François Hollande no podrá hacer desaparecer esos problemas con una varita mágica”.
Hollande recibe pedidos de reuniones por parte de representantes sindicales preocupados por el futuro.
“Las relaciones con los sindicatos serán más fluidas con Hollande”, dijo Cautrès. “Se va a establecer un patrón positivo, por lo menos por un tiempo”.

Bloomberg

Ver comentarios