Holanda sudó con Australia
Memphis Depay vino desde el banquillo para solucionarle el partido a Holanda.Damien Meyer-AFP/La República
Enviar

Holanda sudó con Australia

Los tulipanes lucharon para vencer a unos aguerridos australianos y ahora disputarán el primer lugar del grupo con Chile

Holanda, entronizada tras vencer a España 1-5, rozó el abismo ante Australia, que perdió 2-3 pero dignificó el fútbol con un partido portentoso en el que estuvieron a punto de dar la sorpresa y dejar a sus rivales a expensas de un encuentro ante Chile en la última jornada que podría haber sido de infarto.

201406182342270.a22.jpg
Con esta victoria y la derrota de España ante Chile, el equipo de Louis van Gaal aseguró su clasificación y ahora se disputará el primer lugar con los chilenos.
Holanda saltó al campo con el mismo sistema que ganó a España. Con cinco defensas, de ellos, dos laterales largos. Lo hizo ante un equipo aparentemente menor. Y ese sistema le hizo parecer pequeño. Los hombres de Van Gaal se dedicaron a ceder la pelota y a esperar un contragolpe.
Australia era el vagabundo. Desahuciado tras perder ante Chile 3-1, nadie creía en los "aussies". Pero esos "vagabundos" trasladaron su problema a Holanda. Ellos sí que vagabundearon por el campo en los primeros 45 minutos.
En ellos, solo Robben, con una carrera atómica de 40 metros, fue capaz de marcar un gol para los suyos. Fue el 0-1, al 20', una injusticia total que fue eliminada con el estratosférico tanto de Tim Cahill un minuto después.
Cahill recogió un balón del cielo para golpearlo con su pie izquierdo y dejar sin aliento al público del Beira Rio. Un golazo total. Tal vez sea de los mejores del Mundial.
Holanda se dio un respiro con un disparo de Wesley Sneijder al principio de la reanudación, pero Australia siguió dominando el partido, sin descanso, sin ceder nada de terreno, y consiguió el segundo tanto de penalti tras una mano de Daryl Janmaat. Mile Jedinak no falló, pero su alegría duró lo mismo que la de Robben. Un minuto después, Van Persie empató con un zurdazo.
El pase, muy bueno, lo dio Memphis Depay, que salió desde el banquillo para salvar a Holanda, porque después marcó el tercero desde fuera del área con ayuda del portero Maty Ryan, que no calculó bien la estirada y se tragó la pelota.
Así se despidió Australia, luchando hasta el final, pero siendo la primera eliminada, España seguiría sus pasos poco después. Holanda, por su parte, se disputará el primer lugar del grupo con Chile, el empate les sirve a los europeos.

Porto Alegre/EFE

Ver comentarios