Hogares pierden miedo a paneles solares
“Tenemos casi 300 empresas nuevas que nos han hecho la petición y hay aún más casas de habitación, porque ya la población está lo suficientemente informada”, dijo Alejandro Brenes, gerente de Enertiva. Gerson Vargas/La República
Enviar

201606071950010.rec-8.gif
A dos meses de que iniciara la generación distribuida en el país, los hogares empiezan a formar parte integral del sistema, aumentando de forma considerable las solicitudes para colocar paneles fotovoltaicos en casas.
Antes de que se diera la aprobación y con los planes piloto —principalmente del ICE—, solo las empresas instalaban paneles solares como principal fuente de energía.

Para una vivienda, el costo de instalación oscila entre $3 mil y $6 mil, dependiendo del consumo del hogar.
“Hemos notado que la solicitud de panelización de viviendas ha aumentado”, dijo Alejandro Brenes, gerente de Enertiva.
El proceso de colocación de paneles solares en casas de habitación es similar al de una empresa: los interesados se comunican con la compañía que distribuye los paneles y le envían el recibo eléctrico, se realiza una visita, se implementa el sistema, se cambian los medidores, se firma el contrato y la vivienda comienza a ahorrar.
Las zonas residenciales que más solicitan paneles son el oeste de San José (Escazú, Sabana y Santa Ana), el este de la capital (Curridabat y San Pedro), además de Alajuela centro, según varias empresas que dan el servicio de instalación.
En el sector residencial, en todas las distribuidoras la tarifa se divide en dos en cuanto a costo: los primeros 200 kilovatios hora (kWh) son más baratos y los adicionales son más caros.
Una familia de clase media de cuatro personas consume unos 400 kWh (200 kWh baratos y 200 kWh caros), por lo que podría implementar energía solar para compensar los kWh caros.
Esto se puede hacer incorporando un calentador solar, iluminación eficiente o un sistema solar fotovoltaico.
En el caso del sistema fotovoltaico, el cálculo se realiza con el recibo eléctrico y hay que estimar cuándo se consume esa energía para determinar el porcentaje de energía solar que inyectaría a la red.
“La experiencia de reducción de costos usando energías limpias siempre es buena, pero lo importante es la selección de una aplicación adecuada que pueda cumplir con el objetivo de reducción planteado por la empresa”, comentó Mauricio Trejos, representante de Sonnsolar.
 


Ver comentarios