Enviar
Pese a compromiso de corregir error en mapas, imprecisión sobre límite fronterizo con Nicaragua se mantiene
Hipocresía de Google persiste
Falla fue arreglada en Google Earth, mas no en Google Maps



Google: contradicción entre hechos y palabras. Tratando de quedar bien con ambos países, el gigante de Internet se comprometió con Costa Rica a corregir en sus mapas la imprecisión en la línea fronteriza con Nicaragua error que incidió en la invasión nica a Isla Calero, pero a la fecha el arreglo solo se dio a medias.
La delimitación fue arreglada solo en el programa Google Earth, mas la inexactitud del trazado aún se puede visualizar en Google Maps.
Ello a pesar de que el 12 de noviembre pasado, la firma se comprometió a corregirlo.
“Informamos de un error en el borde fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua en Google Maps y dijimos que íbamos a corregir el error en esa región. Ya corregimos el borde en Google Earth y estamos trabajando en Google Maps para arreglarlo a la brevedad posible”, reza el comunicado publicado en el blog oficial de la compañía.
Anteriormente y tras la invasión militar nicaragüense a la nacional Isla Portillo en un sector conocido como Isla Calero, los personeros del gigante de Internet salieron a pedir disculpas por el error y anunciaron el arreglo a la brevedad posible, tarea que en ese momento se dijo requeriría cuestión de horas.
“Existe un error en los mapas y vamos a corregirlo en las próximas horas”, fueron las palabras de Alberto Arébalos, director de comunicaciones y Asuntos Públicos de Google, el pasado 5 de noviembre.
Sin embargo, han pasado más de tres meses desde aquellas declaraciones y la imprecisión persiste en la línea fronteriza con el vecino del Norte.
Esta posición contradictoria de Google, entre los hechos y las palabras, atiza el conflicto entre ambas naciones, pues medios de comunicación de Nicaragua han informado erróneamente que los mapas en primera instancia fueron arreglados, pero posteriormente Google los cambió a la normalidad e incluyó Isla Calero como territorio nicaragüense.
Mientras que a nivel nacional se está a la espera de que la firma de la Web haga la corrección a cabalidad, como prometió desde un principio.
Cuando Google aceptó el error, Arébalos mencionó desconocer quién había suministrado la información errada para trazar la línea fronteriza en ese lugar, pero que era un malentendido, con pronta solución.
Declaración que molestó a Samuel Santos, canciller nicaragüense, quien envió una misiva a los jerarcas de Google solicitando que no se modificara el mapa.
En la nota, Santos asegura que “el trazo de la frontera Nicaragua-Costa Rica que se indica y se ha indicado en los mapas de Google es absolutamente correcto” y que no debe corregirse como podrían sugerir en cualquier momento las autoridades nacionales.
El lío entre ambas naciones comenzó el pasado 21 de octubre, cuando Costa Rica protestó ante Nicaragua por los daños ambientales ocasionados en su territorio, debido a los trabajos de dragado en el río San Juan y posteriormente por la presencia de militares en la zona.
La diplomacia nacional ha denunciado la incursión ante la Organización de Estados Americanos y la Convención Internacional sobre Humedales sin obtener ningún fruto. Actualmente, está a la espera de una resolución de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, para ver si a través de medidas cautelares se frena la violación a la soberanía nacional.

Natasha Cambronero
[email protected]


Ver comentarios