Enviar

Producto permitiría ser usado en carros

Hidrógeno para transporte, impulsan Ad Astra y Recope

Diseño de proyecto ya culminó, ahora se está en negociaciones con otras empresas

201312152127350.n2.jpg
Una de las soluciones ante el alto costo de los combustibles para el transporte podría estar en el hidrógeno, por ello Ad Astra Rocket y Recope realizan un proyecto conjunto para la producción y almacenamiento de este producto.
La primera fase de la obra ya está finalizada y le permite a la empresa valorar soluciones prácticas en el uso de ese combustible para el sector transporte.
La inauguración de las instalaciones se llevó a cabo el jueves en Liberia, Guanacaste. La planta comprende un sistema de electrólisis para la producción de hidrógeno y dos etapas de almacenamiento a presiones equivalentes a 15 y 700 atmósferas respectivamente.
Las instalaciones representan el primer elemento de un sistema de abastecimiento de hidrógeno único en el tipo país y la región.
“Constituyen el eslabón inicial en la secuencia de hitos de investigación de la empresa para implementar soluciones prácticas al mediano plazo en los sectores de transporte y combustibles basadas en el uso del hidrógeno como vector energético”, indicó Franklin Chang, fundador de Ad Astra a través de un hecho relevante.
Para lograr este resultado, Recope unió esfuerzos —recursos humanos y financieros— de investigación y aplicación de fuentes de energías renovables con Ad Astra Rocket, mediante un convenio de cooperación y alianza, para el cumplimiento de la Carbono Neutralidad y el Plan Nacional de Energía, el cual impulsa la incorporación de nuevas tecnologías y fuentes renovables y limpias a la matriz energética nacional.
El convenio se firmó en 2011. En el primer año se identificó la compresión del hidrógeno como el primer paso.
201312152127350.n22.jpg
La segunda fase se continuó hasta completar el diseño, la implementación y la puesta en marcha de este sistema experimental de producción y almacenamiento de hidrógeno a altas presiones.
El aporte de Recope para esta investigación fue de $1,4 millones.
Hay varias formas de usar este elemento, explicó Chang. Incluso ya se tienen contactos con otras empresas para comercializar el producto, principalmente en vehículos.
Una es en un tanque intermedio para alimentar una celda electroquímica y además se tiene contacto con una empresa en EE.UU. que manufactura celdas de combustible, para traer al menos una y adaptarla a la planta experimental de hidrógeno; con esto se puede alimentar a la red o baterías de carro.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR


Ver comentarios