Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Hernán Jiménez: talento sin límite

Carolina Barrantes [email protected] | Martes 10 febrero, 2015

Hernán Jiménez dirigió las cintas “El regreso” y “A ojos cerrados”, y ha escrito y presentado tres shows de stand up comedy “Así quién no” “Al derecho y al revés” y “¡Esto es en serio!”. Cortesía Luis Alvarado/La República


ENTREVISTA

Hernán Jiménez: talento sin límite

El comediante y director conversó con Magazine sobre su carrera y un nuevo proyecto

El haber dirigido dos películas y haber presentado tres shows de stand up comedy en recintos a lleno completo representan un gran currículo; pero el comediante y cineasta Hernán Jiménez, quien tiene esos logros, no se pone límites sino que va por más.
El costarricense conversó con Magazine sobre su trayectoria así como de su nuevo proyecto, una película que él protagonizará y que será una coproducción entre Costa Rica, Estados Unidos y Argentina
Jiménez dirigió “El regreso” y “A ojos cerrados”, y ha escrito y presentado tres shows de stand up comedy “Así quién no” “Al derecho y al revés” y “¡Esto es en serio!”.

Comparando su carrera como cineasta y comediante, ¿cuál le da más satisfacción?
Me resulta imposible compararlas. La comedia me ha dado de comer, me permitió de alguna forma regresar al teatro, al público en vivo, y la magia de hacer reír a la gente. El cine me permite contar historias, que es una gran pasión en mi vida, llegarle a mucha gente, y sobre todo representa un reto, porque hacerlo tan bien como sueño hacerlo, tomará una concentración y dedicación desmedidas. Estoy ciegamente enamorado de ambas cosas, y es en conjunto que me han permitido vivir del arte. Hay poco más que pueda pedir.

Usted fue uno de los pioneros del stand up comedy en Costa Rica. ¿Por qué cree que ese género ha encontrado tantos seguidores en el país?
¿A quién no le gusta reír? Por ahí va el fondo de la explicación; la comedia es un escape. Cuando es buena puede incluso ser catártica. Además, cuando se trata de realidad nacional, el tercer mundo proporciona una lista interminable de absurdos que podés poner en perspectiva. Pero creo que además es un arte tan difícil de ejecutar, que hay una fascinación implícita en el acto de ir a verlo. Y también ayuda que cada vez haya más gente haciéndolo, y por ende apelando a más sensibilidades y sentidos del humor.

Su último espectáculo “¡Así quién no!” tiene 12 fechas agotadas en dos escenarios diferentes, ¿a qué atribuye este éxito?
El fenómeno de por qué se llenan mis espectáculos es un misterio para mí. Tampoco me interesa mucho desentrañarlo. Trato de disfrutarlo pues en estas cosas nunca sabés en qué momento se acaba todo. Lo único que tengo bajo mi control es ser muy honesto con lo que digo y hago sobre el escenario. Siempre he pensado que decir la verdad en un mundo tan lleno de mentira es un gran atractivo para el público, aunque no siempre estén de acuerdo conmigo.

¿Qué representa para usted llevar su humor a un escenario tan importante como el Melico Salazar?
Es un gran honor, por supuesto. Pero también hace de los shows mismos un acto de agradecimiento. Hay miles de personas que han confiado en mi trabajo con meses de anticipación. No sé cómo podría agradecer tanta generosidad. Tener un público solidario dispuesto a acompañarme en el Melico Salazar es un gran regalo, y lo único que tengo para retribuirlo es dar el mejor espectáculo posible.

Trabaja en un nuevo proyecto en Argentina. ¿Qué puede adelantar?
Es una película que voy a protagonizar y dirigir acá en Costa Rica. Es una coproducción con Estados Unidos y Argentina, y vendrán dos actrices de allá. Fuera de eso, hay poco que pueda adelantar pues primero hay que hacerla antes de hablar mucho. Pero representa un reto gigantesco para mí, es el proyecto más ambicioso en el que me haya embarcado hasta el momento, y hemos construido un equipo de trabajo de lujo con muchas ganas de trabajar.
Protagonizar la película es un gran reto, y por ratos me asusta muchísimo. El secreto está en rodearse de la gente correcta. Hay un equipo artístico y de producción muy sólido; me siento acompañado y rodeado de talento, y solo así se puede sobrellevar la presión de tanta responsabilidad. Además, contraté a coprotagonistas cuyo nivel actoral es tan alto, que me obligarán a ser mejor actor sí o sí.

¿Qué lo inspira para crear sus monólogos?
Sé que puede sonar repetitivo y cliché, pero es la honestidad la única herramienta que me sirve. Es sentarme a escribir verdades sobre mí mismo, sobre mis miedos, mis ideas, mis inquietudes, mis anhelos. De todo eso pueden surgir comedia, drama, películas, monólogos, lo que sea. Lo importante es saber escucharse y vencer el miedo que siempre amenaza con traerse todo abajo.

Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR