Enviar
Herediano quedó bien rayado
El Monterrey de México le montó un baile a los florenses y los goleó
Sin apelaciones, sin dudas, sin nada que decir, bueno sí, con una facilidad terrible el Monterrey de México venció 5 -0 al Club Sport Herediano, en partido de la Liga de Campeones de la Concacaf.
Los rojiamarillos vieron como un huracán proveniente del norte les borró de la cancha y en apenas 45 minutos ya tenía sellada la goleada, que alcanzó las cinco anotaciones, pero que con facilidad pudo haber sido más amplia.
Alejandro Giuntini plantó un equipo plagado de tocadores en la media cancha, buscando apoderarse de la pelota y así contrarrestar a un equipo que gusta de adueñarse de la media cancha.
Mientras los rivales se conocían el partido pintó parejo y bonito, pero en el momento que los dirigidos por Víctor Manuel Vucetich se dieron cuenta de que podían rayar a los florenses sin mucho problema, allí se acabó el juego.
En ritmo, potencia, velocidad y efectividad se vio un juego muy disparejo, desde el momento en que la pesadilla florense Darío Carreño intentó hacer un gol de lujo, pero la pelota salió ligeramente desviada.
Pero era ya el aviso, porque al minuto 19 se dio la apertura del marcador, con la complicidad del portero Leonel Moreira, quien salió a bomberear en un centro de Walter Ayoví, lo que aprovechó Carreña para de cabeza poner el 1 - 0.
En ese instante, solo un equipo quedó sobre la grama. Dos minutos más tarde cayó el 2-0, de nuevo obra de Carreño, tras una buena secuencia de pases dentro del área que lo dejó cara a cara con Moreira y con remate cruzado aumentó el resultado.
El Estadio Nacional, que tuvo una bonita cantidad de seguidores rojiamarillos, se silenció por completo cuando llegó el tercer gol, obra del mismo Carrero al minuto 34 tras pase de Marcelo Cazaubon.
Pero faltaba más y fue muy rápido, solo 60 segundos después, únicamente que esta vez el encargado de marcar fue Jesús Corona, quien de cabeza se aprovechó de los descuidos de la floja zaga local.
Herediano ya no estaba sobre la grama, solo se veía un uniforme de lado a lado corriendo tras la pelota, sin sentido ni idea.
En la complementaria el Monterrey bajó el nivel, hizo cambios y uno de ellos, Aldo de Nigris, puso la lápida al 55 con el 5 a 0 definitivo.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios