Enviar
Henin va por su grande
A Justine solo le queda Serena, para confirmar un regreso con gloria

Luis Rojas y EFE
[email protected]blica.net

No importa no estar sembrada en los primeros puestos si se tienen el talento, hambre de victoria y convicción de la belga Justine Henin, quien tras su reciente regreso al tenis, ya está a solo un partido de retomar su colección de grandes (7) y mañana irá por la corona de Australia.
Este abierto ha servido para mostrar a una Henin firme, respaldada por un muy buen tenis y ahora dispuesta a pelearle el título a la campeona defensora, la estadounidense Serena Williams.
Henin y Williams despedazaron a raquetazos el sueño de toda China, de llegar a una final de un grande, pese a tener los asiáticos dos opciones tras la gran actuación de sus tenistas Jie Zheng y Na Li, quienes a la postre fueron doblegadas en semifinal por Justine y Serena, respectivamente.
La Williams, con 11 grandes en su colección y que alcanza su quinta final en Melbourne venció a Na Li por 7-6 (4) y 7-6 (1) en dos horas y dos minutos. Henin fue mucho más rápida en despedazar el juego de Jie Zheng en 51 minutos por 6-1 y 6-0. Y ahora ambas se enfrentarán por primera vez en el Abierto de Australia, con ventaja de la europea por 7-6 en sus duelos y con estadística favorable también para la de Lieja, que ha dominado en sus confrontaciones en torneos de Grand Slam por 4-2.
Serena acude a la cita con la carta de presentación de haber ganado en esta década las cuatro ocasiones en que tuvo oportunidad de disputar el título australiano, en 2003, 2005, 2007 y 2009.
Henin, vencedora en 2004, fue finalista en 2006 pero tuvo que retirarse por problemas estomacales frente a la francesa Ameli Mauresmo.
Su última participación en este torneo se saldó con los cuartos de final ante la rusa Maria Sharapova en 2008.
“Ella (Serena) es una luchadora nata y tendré que sacar mi mejor tenis si quiero ganar el título”, dijo Henin tras su victoria ante Zheng, al recordar cómo la pequeña de las Williams escapó en cuartos contra la bielorrusa Victoria Azarenka cuando perdía por 6-4 y 4-0.
Para Serena, vencer a Na li, que el próximo lunes aparecerá por primera vez entre las diez primeras del mundo significó un duro trabajo.
“Jamás bajó los brazos, es una gran luchadora”, dijo Serena, con trabajo pendiente durante la jornada, pues tenía partido de semifinales de dobles también junto con su hermana Venus, que ganaron y también se colocaron en esa final.
En el lado masculino, el británico Andy Murray espera ya en la final del domingo al suizo Roger Federer o al francés Jo-Wilfried Tsonga, tras vencer ayer al croata Marin Cilic y convertirse en el primer británico en lograr esta última instancia desde hace 33 años.
Ver comentarios