Pedro Muñoz

Pedro Muñoz

Enviar
Jueves 28 Julio, 2011


Re – Soluciones
Hemorragia educativa


Dado que la hemorragia más grande en la deserción escolar se da en sétimo año, es ahí donde el MEP debe poner un urgente torniquete.
Más de un 16% de los alumnos que comienzan sétimo no lo terminan; en algunos lugares, incluyendo mi guanacasteca Cañas, ese porcentaje supera el 20%. La hemorragia se da paulatinamente: “Los estudiantes se van alejando al pasar de los días, al ver que sus ausencias reiteradas, el bajo rendimiento académico o la repitencia no generan una respuesta concreta por parte de la institución. Empiezan a faltar, se presentan y se ausentan buscando un reconocimiento en ese vaivén. Pero las respuestas administrativas no llegan y no se hace acuse de recibo del malestar que en muchos casos termina por ser exclusión” (Kaufmann y Jaime, 2010, citados por el Estado de la Educación).

La presión debe aplicarse a partir de sexto con charlas que preparen a los niños para lo que enfrentarán de adolescentes, con los padres, especialmente quienes no tienen empleos calificados porque no palpan los beneficios de la educación, y con la ayuda del INA para que ofrezca oportunidades efectivas para quienes no acudirán a la universidad.

Pedro Muñoz
[email protected]
www.re-solucionesenliberia.blogspot.com