Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Hearst amenaza con cerrar el San Francisco Chronicle

| Jueves 26 febrero, 2009



Hearst amenaza con cerrar el San Francisco Chronicle


San Francisco -- El plan de Hearst Co. de cerrar o vender su diario San Francisco Chronicle a menos que pueda reducir más personal indica que la venta de publicidad del sector puede encaminarse a una nueva declinación.
La empresa editorial, que ya trataba de vender su Seattle Post-Intelligencer, dijo el martes que intentaría un plan de retiros voluntarios para una cantidad “importante” de sus 1.500 empleados luego de perder $50 millones el año pasado. El anuncio tiene lugar después de que dos dueños de diarios se declararon en quiebra desde el 21 de febrero.
Las compañías editoriales, entre ellas New York Times Co. y Gannett Co., están reduciendo y tratando de vender activos luego de pronosticar una mayor declinación de la venta de publicidad impresa. Philadelphia Newspapers LLC, que publica el Inquirer, y Journal Register Co. se declararon en quiebra a los efectos de reorganizar su deuda.
“Los diarios locales enfrentan terribles perspectivas a largo plazo”, dijo Paul Steiger, un ex editor en jefe del Wall Street Journal y director de la página web de noticias sin fines de lucro ProPublica. “Hay que esperar una recuperación económica, pero también un modelo empresarial mejor”.
San Francisco puede ser la primera gran ciudad estadounidense que pierda su principal diario si Hearst no tiene éxito con los retiros voluntarios que propone en cuestión de unas semanas.
“El Chronicle desempeña un papel importante en nuestra vida cívica y no queremos que esta valiosa institución cierre sus puertas”, dijo el martes el alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, en un comunicado.
La venta de publicidad impresa del sector experimentó su mayor caída en por lo menos 37 años en el tercer trimestre, según la Asociación de Diarios de los Estados Unidos. Los diarios no han logrado un aumento desde el primer trimestre de 2006.
McClatchy Co., que publica el Miami Herald, Media General Inc. y New York Times eliminaron el pago de dividendos y Gannett redujo unos 4 mil empleos el año pasado. New York Times busca compradores para su participación minoritaria en el equipo de béisbol Boston Red Sox.
A la quiebra de Tribune Co. en diciembre le siguió el mes pasado la de Minneapolis Star Tribune. Tribune ha reducido personal y costos en sus ocho diarios, entre ellos el Los Angeles Times y el Chicago Tribune.
Seattle y Tucson, Arizona, donde Gannett trata de vender su diario Citizen, tienen dos periódicos pagos en competencia cada una. Clarity Media Group distribuye su diario gratuito Examiner en San Francisco.
Hearst dijo el 9 de enero que cerraría su Seattle Post- Intelligence o lo convertiría en una operación exclusivamente cibernética si no podía encontrar comprador para el mes de marzo. El diario perdió $14 millones el año pasado.
E.W. Scripps Co. dijo el 4 de diciembre que buscaba comprador para Rocky Mountain News de Denver y su participación en un acuerdo de operación conjunta con el Denver Post de MediaNews Group Inc. Scripps, que tiene sede en Cincinnati, dijo que el cierre es una de las opciones que consideraría para el diario no rentable si no recibe ninguna oferta aceptable.
Un vocero de Hearst, Paul Luthringer, dijo que la empresa puede cerrar el Chronicle, que empezó a publicarse hace 145 años, si el plan de retiros voluntarios no tiene una buena recepción. Se negó a proporcionar un cronograma, así como a decir cuántos empleos aspira a eliminar Hearst.
La compañía editorial tendrá que llegar a un acuerdo sobre la reducción de empleos con los sindicatos del Chronicle, dijo Luthringer. El diario también buscará reducir su personal no agremiado.
La circulación del Chronicle, el decimosegundo diario en lo que respecta a distribución, cayó 7,1% en el semestre que terminó en septiembre, según la Comisión de Auditoría de Circulaciones. Hearst dijo el martes que estima que las pérdidas del diario se profundizarán este año.
“Esto tiene que pasar rápido”, dijo el martes Mark Adkins, el presidente del Chronicle, al personal periodístico. “Hablamos de días y semanas”. El editor del diario, Ward Bushee, dijo que no sabía de ningún posible comprador para el diario.