Enviar

Sería necesaria la creatividad y poner en marcha un proyecto de emergencia para dar solución al problema de la falta de hidrantes en el país

Hay que instalar hidrantes

Una vez más, para vergüenza nacional, sale a relucir el tema de la falta de hidrantes en el país.
Lo primero que hay que aclarar es que el incumplimiento no es del Cuerpo de Bomberos, ya que, como lo indica una nota de este medio ayer, se creó una comisión para atender este grave problema, integrada por el Ministerio de Ambiente, el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal, Acueductos y Alcantarillados, la Empresa de Servicios Públicos de Heredia y Bomberos.
Lo que ocurre es que el enorme rezago que tiene Costa Rica en esta materia no se ha corregido a pesar de que hace dos años entró a regir la Ley de Hidrantes. El país sigue en una lamentable situación en la que los bomberos ven obstaculizado su trabajo por falta de hidrantes y por lo tanto de agua en muchos sitios en donde se producen incendios.
Este faltante como se sabe es una amenaza no solo para las viviendas, los centros educativos, las fábricas y otros espacios de producción o prestación de servicios, sino que pone en riesgo la vida misma de las personas.
A pesar de esto, lo dicho y hecho hasta el momento no ha significado la presencia de los hidrantes necesarios con el adecuado flujo de agua listos para ser usados cuando se presenten incendios.
La provincia de San José, que concentra el 60% de la población nacional, encabeza la lista de hidrantes en mal estado.
El Cuerpo de Bomberos calcula que al menos en un 40% de los siniestros la atención se complicó por el mal funcionamiento de las tomas de agua. Y en lo que va de este año, estas emergencias se han cobrado más vidas que las reportadas en años anteriores.
Hasta ahora, quien se quejaba de esta situación era la población, que sufre las consecuencias de contar con 12 mil hidrantes menos de los que debería tener y de que el 57% de los existentes se encuentre en mal o regular estado o se desconoce su operabilidad.
A partir de la apertura, las empresas que ofrecerán seguros en el mercado también se preocupan por esta realidad y esperan una pronta solución.
Sin duda esto requiere una atención inmediata. El país no puede seguir bajo la amenaza que significa no contar con este recurso en condiciones idóneas para atender siniestros.
Sería necesaria la creatividad y poner en marcha un proyecto de emergencia para dar solución al problema.
Ver comentarios